Confirmado: Singapur tiene algunos de los edificios más alucinantes del mundo

Grandiosos, icónicos y cargados de simbolismo. Hoy nos quedamos embobados admirando los edificios más espectaculares de Singapur...

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: Annie Spratt

Restaurantes exclusivos, enormes parques construidos en terrenos robados al mar, centros comerciales de infarto y circuitos urbanos de Fórmula 1. Singapur lo tiene todo, pero hoy nos fijamos en la espectacular arquitectura de la ciudad del león, con sus peculiares, futuristas y grandiosos edificios que nos dejan con la boca abierta.

1. Lau Pa Sat

Está en el corazón del Distrito Central de Negocios de Singapur y ha sido un fiel testigo de los grandes cambios que ha sufrido Singapur en los últimos años. Fue construido en el silo XIX, es un mercado y históricamente ha sido el punto de encuentro de los vendedores ambulantes de todo el país.

Lau Pa Sat, en Singapur | Miguel Vidal / ISTOCK

De eso hacen ya 120 años, y desde entonces se ha convertido en un destino muy frecuentado por lo vendedores ambulantes de comida, donde los singapurenses y los visitantes acuden en masa para poder catar la auténtica comida local.

2. Raffles Hotel

Se fundó en 1887 y es, hoy en día, un icono de Singapur por ser el más antiguo de toda la ciudad. Su característica arquitectura neorrenacentista, con techos altos, ventanas francesas altas, amplias terrazas y pisos de mármol, es la última de su tipo en Singapur.

El Raffles Hotel, en Singapur | fotoVoyager / ISTOCK

Hasta este hotel acuden cientos de sedientos de las fotos, y es que el hotel tiene unos espectaculares lugares donde sacar unas espectaculares instántaneas. Como su entrada, la que te mostramos en la foto, o su famosa sala de billar.

3. Galería Nacional de Singapur

Abrió sus puertas en 2015 pero alberga edificios repletos de historia y es que el lugar ha sido el hogar de la Corte Suprema y el Ayuntamiento durante muchos años. Aquí puedes sumergirte en la colección pública de arte moderno más grande de Singapur y de todo el sudeste asiático.

Vista a la Galería Nacional de Singapur | User10095428_393 / ISTOCK

4. Theatres on the Bay

Aquí es donde encontramos la verdadera escena artística de Singapur, en este extenso centro de artes escénicas. Se inauguró en 2002 y su fachada está hecha de aluminio con una peculiar forma que imita la fruta local.

Theatres on the Bay, Singapur | CharlieTong / ISTOCK

Tiene salas de conciertos, una biblioteca, espacios de actuación al aire libre y cientos de opciones para hacer compras. Es, sin duda, uno de los epicentros artísticos y culturales de Singapur que destacan por tener una belleza única.

5. Marina Bay Sands

Es la silueta más notable que se puede ver en el horizonte de Singapur. Las tres torres inclinadas y su imponente Sky Park son una hazaña de la arquitectura y la ingeniería moderna.

Marina Bay Sands, Singapur | sorincolac / ISTOCK

La estructura definitiva alberga, hoy en día, un hotel, un centro de convenciones, un teatro, un museo, tiendas y restaurantes de lujo como Bread Street Kitchen o Cut by Wolfgang Puck.

Paseo por los alrededores de Marina Bay Sands, en Singapur | taikrixel / ISTOCK

El Sky Park, la “barca” que podemos observar arriba, es el mejor mirador de la ciudad y uno de los mas deseados de todo el mundo. No queda ahí… es la azotea más grande del mundo y tiene una infinity pool que promete hacerte alucinar.

6. Cloud Forest

Los amantes de la naturaleza aquí podrán sentirse como en casa. Y es que no hablamos de otro lugar que el cautivador invernadero gigante llamado Cloud Forest, Bosque Nuboso en Español. Es uno de los lugares más impresionantes de Singapur en el que se puede observar una variedad enorme de plantas en una arquitectura moderna e impresionante. Eso si… no nos olvidamos de sus futuristas setas, uno de los grandes iconos de la ciudad.

Cloud Forest, Singapur | guvendemir / ISTOCK
Cloud Forest, Singapur | TwilightShow / ISTOCK

7. Oasia Hotel

No Podemos hablar de vegetación sin hacer una mención especial al Oasia Hotel de Singapur, un edificio de uso mixto que se ubica en el centro de negocios de Singapur. Su principal atractivo, como podemos observar en la imagen es que se diseñó para ser la torre verde más alta de todo el planeta. No es para menos, porque la proporción entre la superficie ocupada y la dedicada a vegetación es del 750%. ¡Guau!

Oasia Hotel, Singapur | Sergio Delle Vedove / ISTOCK

8. Buddha Tooth Relic Temple

Es grandioso, se encuentra en el corazón del Chinatown de Singapur y fue construido específicamente para albergar lo que se cree como una reliquia de Buda en forma de diente, uno de los grandes “hallazgos” para sus fieles.

Buddha Tooth Relic Temple, Singapur | Street, Building, Landscape and Interesting Photograph / ISTOCK

El templo se inauguró en 2007 y a su bella y preciosa arquitectura se le suma que por las noches la iluminación la hace todavía más especial. En el interior nos encontramos con un lugar deliciosamente decorado y que está plagado de estatuas de Buda, pero el Buda que más destaca es el hecho con 320 kilos de oro donados por sus devotos.

9. Art Science Museum

Es otro de los puntos de Singapur que nos llaman poderosamente la atención. Tiene forma de flor de loto y es visible desde prácticamente todos los puntos de Marina Bay. El museo tiene una pequeña colección permanente, pero realmente está hecho para albergar grandes exposiciones itinerantes.

Art Science Museum, Singapur | taikrixel / ISTOCK

Como curiosidad este edificio recoge el agua de la lluvia por el techo y la canaliza hasta el lago que hay en el primer nivel de construcción. Después esta es reciclada y usada, por ejemplo, en los baños del museo.

10. Templo Sri Mariamman Singapur

Es, probablemente, el templo hindú más visitado de Singapur y se encuentra en el corazón del Chinatown de Singapur. Es uno de los templos hindúes más antiguos de la ciudad y está dedicado a la diosa Mariamman, conocida por albergar el poder de curar enfermedades.

Templo Sri Mariamman, Singapur | 35007 / ISTOCK

Su torre es uno de esos lugares del mundo de los que no podemos apartar la vista por más que lo intentemos.