Las «doncellas» de la República Checa: rumbo al corazón de Bohemia

Destinos que harán olvidarnos de Praga por unas horas...

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: Kisa_Markiza / ISTOCK

La región de Bohemia, tan sólo con su nombre, nos transporta automáticamente a un mundo lejano y, a la vez, cercano de Europa central. Un mundo que, al igual que las más delicadas fragancias, nos inspira ciertas notas de belleza y elegancia que podemos fácilmente constatar en su capital, la irrepetible Praga.

Eloi_Omella / ISTOCK

Pero Bohemia es mucho más que la mágica ciudad checa. Nos atrevemos en esta ocasión a descubrir esos otros tesoros que nos saquen por unas horas del influjo de la urbe más importante del país para adentrarnos por las tierras donde nació esa cultura marcada por un estilo de vida bohemio que en Francia marcó el devenir de una parte del universo artístico e intelectual.

Eloi_Omella / ISTOCK

Tres son las principales poblaciones de la región que aspiran a cautivarnos, y razones no les faltan.

Kutná Hora

Situada a unos 80 kilómetros al este de Praga, la ciudad que nació al amparo de la explotación de las minas de plata del lugar conserva aún la influencia de su antigua importancia. Esta industria minera se tradujo en una riqueza que desde muy pronto – siglo XIII – plasmándose en una realidad urbana que ha derivado en un casco histórico cuyo legado ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

PhotographerCW / ISTOCK

El Museo Checo de la Plata hace gala de este glorioso pasado en torno a la razón de ser de la ciudad y además se encuentra situado muy cerca de los lugares más emblemáticos de Kutná Hora, típicas estampas de cualquier postal. Hablamos de la Iglesia de Santa Bárbara – conocida normalmente por Catedral de Santa Bárbara -, considerada uno de los ejemplos góticos más relevantes de Europa central; y, por otro lado, el Colegio Jesuita que, casi colindante a la anterior, forma el paisaje urbano más bello y famoso de toda la población.

Milan Chudoba / ISTOCK

Otro de los puntos más visitados se encuentra en el área periurbana, en la localidad de Sedlec. Se trata de la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora y San Juan Bautista, también declarada Patrimonio de la Humanidad, que fue el mayor templo del país en su época. Muy cerca de ella, en una capilla emplazada en el interior del Cementerio de Todos los Santos, podemos encontrar el que seguramente se haya convertido en el punto más reclamado por los turistas de Kutná Hora, el famoso Osario de Sedlec, uno de los más impresionantes y surrealistas del mundo.

PacoLozano / ISTOCK

Karlovy Vary

La siempre recurrente leyenda del origen de Karlovy Vary, que está presente en cualquier visita a la ciudad, nos habla de un descubrimiento casual por parte del emperador Carlos IV en el siglo XIV, quien intentando cazar un ciervo se topó con unas surgencias de agua con propiedades extraordinarias – de aquí procede el nombre de la ciudad -.

Kisa_Markiza / ISTOCK

En efecto, la bonita población del oeste de Bohemia es un auténtico fenómeno natural por la riqueza y abundancia de sus brotes de aguas medicinales, lo que le ha valido la justa fama de ser una de las «ciudades balneario» más apreciadas y distinguidas de Europa, formando junto con otras localidades de la zona uno de los territorios más reclamados del continente para este tipo de experiencias. 

letty17 / ISTOCK

Su situación, enclavada entre bosques en mitad de un valle, así como la sintonía de los edificios, que parecieran disponerse para un desfile de gala, hacen de Karlovy Vary un lugar excepcional. Palacios, hoteles, balnearios – en ocasiones unidos -, junto con las vistosas columnatas que son una de las señas de identidad del centro urbano, son los elementos más repetidos y protagonistas de la ciudad.

letty17 / ISTOCK

Las columnatas, que normalmente cubren una de las fuentes de aguas medicinales, tienen varias representantes de primer orden: la Columnata del Molino – la de mayor envergadura -, la del Mercado o la del Castillo son las más conocidas.  Una de las mejores formas de contemplar la belleza de esta población es subir hasta alguno de los miradores de los alrededores. El mirador de Diana, el más famoso, al que se puede acceder a través de un funicular, ofrece unas vistas espléndidas. 

Borisb17 / ISTOCK

Cesky Krumlov

Situada al sur de Bohemia, el río Moldava articula mediante sus meandros el maravilloso casco histórico de esta preciosa ciudad, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La figura de su castillo del siglo XIII es el monumento más icónico de la localidad y una atracción en sí mismo. Su llamativo tamaño, sus cuidados jardines o el curioso teatro barroco del interior del recinto son sus máximos exponentes, siendo este último uno de los mejor conservados del mundo en su estilo.

DaLiu / ISTOCK

La esbelta torre del castillo domina la población dando lugar a increíbles vistas panorámicas de todo el entramado urbano medieval y los alrededores. Sin duda alguna, uno de los mejores planes para llevar a cabo en Cesky Krumlov es pasear por sus calles y dejarse llevar por el ambiente cautivador de sus hermosas casas. 

DaLiu / ISTOCK

Junto al castillo, la larga calle Latrán dibuja el recorrido por una de las zonas más concurridas e interesantes por las que caminar y nos conduce hasta el río Moldava; una vez lo hayamos cruzado, la ciudad vieja nos invitará a perdernos y deleitarnos con un buen baño de arquitectura típica de Europa central, pero de manera mucho más sosegada y tranquila que lo que pudiéramos lograr en la capital, Praga.