El paraíso (natural) está aquí al lado: así son las Albuferas de las Islas Baleares

Aunque tengan fama de atardeceres preciosos, la realidad es que cualquier momento del día es bueno para recorrer estos paraísos naturales. 

Redacción Viajar
 | 
Foto: trabantos / ISTOCK

Uno de los mayores atractivos de las Islas Baleares son sus paisajes y sin duda, sus albuferas son la mejor opción para disfrutar de un momento de relax y para perderse durante horas, sumergido en un ecosistema natural de gran importancia ecológica para todo el Mundo.

D.R

El Parque Natural de s'Albufera de Mallorca es una de las zonas más emblemáticas y la zona húmeda más extensa e importante de las Islas Baleares. Se encuentra separada del mar por un cordón de dunas, aunque hace unos 18 millones de años ya había formaciones de prado, la actual zona húmeda se formó hace menos de 100.000 años, pero con el paso del tiempo ha ido variando su morfología hasta el estado actual. Para conocer este parque Parque Natural se pueden realizar diferentes rutas como por ejemplo: itinerario des Colombars, itinerario de sa Roca, Itinerario des Cibollar, Camino d'Enmig - ses Puntes. El Parque Natural de s'Albufera de Mallorca es un lugar para perderse y aislarse del mundanal ruido, o para disfrutar de una jornada en familia rodeado de la flora y la fauna típica de la Isla.

D.R

El Parque Natural de s'Albufera d'Es Grau, es uno de los puntos claves de la Reserva de la Biosfera menorquina. Su espacio supone la representación, en buen estado de conservación, de los diversos hábitats naturales de la isla de Menorca: zonas húmedas, bosques de acebuches, estanques temporales, sistemas dunares, praderas de fanerógamas marinas e islotes costeros. Hábitats que albergan una gran biodiversidad con numerosos endemismos y especies como el águila pescadora o la lagartija balear.

La albufera des Grau es una laguna de 70 ha de superficie y uno de los ecosistemas más peculiares de la isla. Tiene hasta 3 metros de profundidad y alberga poblaciones de plantas acuáticas que, junto a algunas poblaciones de peces, hacen que sea un lugar de estancia y reposo para multitud de aves acuáticas. El parque se caracteriza por la alternancia de superficies de pasto y cultivos con superficies arboladas. Cuenta también, con un rico patrimonio etnológico (pozos, barracas) y prehistórico (talayots) y es uno de los hábitats donde se encuentra una mayor diversidad de flora.

D.R

Existen tres rutas distintas para visitar el Parque Natural, dos que comienzan muy cerca del centro de información y que tienen varios puntos de observación de aves, y una que arranca en el pueblo de Es Grau y que avanza entre árboles a poca distancia de la playa.

El Parque Natural de Ses Salines d'Eivissa i Formentera está situado entre las dos islas Pitiusas, entre el sur de la isla de Ibiza y el norte de la isla de Formentera, en los términos municipales de Sant Josep de sa Talaia y de Formentera. Como espacio natural de especial interés engloba un conjunto de hábitats terrestres y marinos, con valores ecológicos, paisajísticos, históricos y culturales de primer orden a escala internacional. Su singularidad reside en constituir un área de descanso y de nidificación de aves acuáticas y marinas, además de un importante número de especies de flora y fauna endémicas de las Islas Baleares.

El área marina del parque supone un 75% del territorio del parque y se caracteriza por la presencia de la Posidonia oceánica, con una gran importancia marina y declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO desde el año 1999. Esta planta es la responsable de la claridad de sus aguas, de proteger las playas de la erosión de las olas y sirve como refugio de numerosas especies marinas.

AETIB