Dinosaurios en la Sierra de Burgos

El conocido como "Jurassic Park" de Burgos ofrece un recorrido por diversos restos arqueológicos y paleontológicos a través del que conocer un poco más el origen de la vida.

Álvaro Espinosa Malagón

La región de Comunero de Revenga, situada al nordeste de Burgos, cuenta con unos ricos yacimientos paleolíticos y arqueológicos que le han otorgado el sobrenombre de "Jurassic Park español".

Uno de estos lugares en Museo de los Dinosaurios en la localidad Salas de los Infantes, cuyo contenido se centra en dos grande ramas temáticas: la arqueología y la paleontología.

La primera de estas ciencias queda bien documentada en el museo gracias a las fieles reconstrucciones de un megalito, el interior de una casa celtibérica o un altar romano, así como una réplica en piedra caliza del arco visigótico de la ermita de Quintanilla de las Viñas, ejemplo notable de la escultura de la zona de entre los siglos VI y VII.

Pero es en paleontología donde el museo se convierte único gracias a la exposición de restos de dinosaurios de más de 140 millones de años. La escala real de un alosaurio, ejemplares insólitos de vegetales fósiles o restos de pequeños dinosaurios son algunos de los tesoros que se pueden ver.

Por otra parte, a pocos kilómetros de Salas se encuentra Regumiel de la Sierra donde se encuentran diversas pisadas de dinosaurios del Jurásico Superior. El rastro está constituido por nueve conjuntos de huellas bien definidas y otras cuatro más aisladas muy bien conservadas a pesar de que la acción humana y las condiciones climatológicas están erosionando el valle poco a poco.

Por último, los amantes de los fósiles tienen una visita obligada en la localidad de Hacinas. Sus árboles fósiles son únicos en el mundo y se encuentra espectacularmente conservado con una antigüedad de más de 120 millones de años. Concretamente, en Hacinas se pueden observar tres ejemplares en la superficie y se sabe que al menos otros siete están esperando bajo tierra a ser desenterrados.

Tras el yacimiento de Atapuerca (donde se encontraros restos con más de 800.000 años de antigüedad) Burgos vuelve a ser el origen mismo de la vida.