Diez rincones maravillosos de España para fin de año

Hay quien prefiere pasar la Nochevieja en la playa mirando el mar y otros que no conciben otra manera de celebrarla si no es deslizándose ladera abajo. Por sus costumbres ancestrales, fiestas, gastronomía o paisajes son muchos los lugares que merecen la pena ser descubiertos justo ahora, cuando el calendario anuncia la llegada del nuevo año. estos destinos lo tienen todo para ser perfectos en estas fechas. Hay nieve, olas, pistas de esquí, arena, volcanes... Lo demás es actitud. 

Silvia Roba
 | 
Foto: JackF / ISTOCK

BOSQUES CON LEYENDA

TIERRAS ALTAS (SORIA)

Sima_ha / ISTOCK

Por sus puntiagudas hojas y frutos rojos, los celtas otorgaban a los acebos propiedades mágicas. También los romanos, que los usaban en las saturnales como símbolo de fortaleza. Resistentes al frío y la nieve, lucen en todo su esplendor en el acebal de Garagüeta, el más grande de la Europa Meridional, en la sierra de Montes Claros, donde crecen de forma laberíntica creando bóvedas, sestiles en los que se refugian tordos y zorzales. Entre las estrechas calles de Arévalo de la Sierra emerge un Centro de Interpretación para descubrir sus secretos y diferentes rutas. Todas parten de Torrearévalo, miembro de estas Tierras Altas, patrimonio en su día de la poderosa Mesta.

Dónde dormir. Casa Grande del Acebal (casagrandedelacebal.com), del siglo XVII.

CON ALMA TEMPLARIA

BAJA EXTREMADURA (BADAJOZ)

jgaunion / ISTOCK

Zafra lleva con orgullo ser considerada la hermana menor de Sevilla, por ese evocador ambiente de Al Andalus que desprenden sus casas enjalbegadas. Ante ella se abre Tierra de Barros, corazón y alma de esta histórica región, en ese límite en que Badajoz se funde con Huelva y Sierra Morena. Desde el castillo de Feria se atisba, entre barrancos, un paisaje abrupto camino de Hornachos. Hacia ellos miraban los templarios, todopoderosos habitantes del castillo de Jerez de los Caballeros. En su Mercado de Abastos se exhibe cada año el Belén Bíblico más grande del mundo, con 20.000 piezas. ¡Hay que verlo! Y degustar después el tradicional bollo turco.

Dónde dormir. Hospedería Convento de la Parra (laparra.net), donde impera la tranquilidad y el silencio.

RUTAS VERDES Y BLANCAS

CAZORLA (JAÉN)

Michelle Chaplow / ALAMY

A los pies de la Peña de los Halcones, con la sierra a sus espaldas y un mar de olivos de frente, Cazorla es uno de esos pueblos andaluces de calles estrechas y casas blancas envueltos por un paisaje sobrecogedor. Primera recomendación: disfrutar de las vistas desde el balcón de Zabaleta. El día nos llevará hasta el castillo de Yedra. La noche, hasta la Plaza Vieja solo por ver las ruinas de la iglesia de Santa María de Gracia bajo las estrellas. Rodeada por el Parque Natural donde nace el Guadalquivir, este es el mejor centro de operaciones para realizar infinitas rutas verdes, o blancas, como la que va del río Borosa hasta la laguna de Valdeazores.

Dónde dormir. Hotel Coto del Valle (cotodelvalle.com), con un singular Spa en plena naturaleza.

EL PRIMER CARNAVAL

VALLE DE IGUÑA (CANTABRIA)

M Ramirez / ALAMY

Una calzada romana, casas de estilo montañés, iglesias románicas, el tramo del Camino de las Harinas que unía Reinosa con Santander... El valle de Iguña es una sorpresa continua, fiel a sus tradiciones más arraigadas, como si el tiempo no pasara. En Silió, en el municipio de Molledo, tiene lugar el primer domingo de enero La Vijanera, una mascarada de invierno, un singular carnaval en el que los zarramacos ahuyentan a los malos espíritus del año que llega con el sonido de los campanos atados a su cuerpo. Siempre quedará tiempo para visitar, a orillas del Besaya, Bárcena de Pie de Concha y Arenas de Iguña, con una de las pocas casas góticas de la provincia.

Dónde dormir. Corral Mayor (posadacorralmayor.com), acogedora casona solariega del siglo XIX.

REFUGIO PRIVILEGIADO

ALBARRACÍN (TERUEL)

JackF / ISTOCK

La penumbra provocada por la falta de holgura entre las casas aporta aún más encanto a esta localidad situada al borde del abismo, en una colina de los Montes Universales, sobre la península que forma el río Guadalaviar. Es su ubicación lo que ha permitido que haya llegado intacto hasta nuestros días su casco antiguo, con calles adaptadas al difícil terreno, escalinatas y viviendas de muros irregulares, construidas con yeso rojo. Para su fabricación se utiliza la arenisca predominante en los Pinares de Rodeno, un santuario para este pino de corteza también rojiza, con gargantas y abrigos con arte rupestre. Por los pueblos de la sierra se puede hacer una ruta de Belenes.

Dónde dormir. Hotel Atiana (hotelatiana.com), con balcones de madera.

EL MONTE BLANCO

ISABA (NAVARRA)

JavierGil1000 / ISTOCK

Al norte del valle del Roncal, Isaba presume de pasado noble y presente casi de postal, con calles empedradas y casas de tejados a dos o cuatro aguas que evitan que la nieve se deposite en ellos. Los amantes de los deportes de invierno conocen bien este lugar, por su proximidad con la estación de Larra-Belagua, con 16 kilómetros de pistas acondicionadas para la práctica del esquí nórdico y seis más para rutas con raquetas. La Reserva Natural de Larra es uno de los parajes kársticos más impresionantes de Europa, con una de las simas, la de San Martín, más profundas del mundo. Sobre el Rincón de Belagua, en Aztaparreta, se extiende el último hayedo-abetal virgen del Pirineo.

Dónde dormir. Hostal Lola (hostal-lola.com), de ambiente familiar.

CON SABOR A MAR

O GROVE (PONTEVEDRA)

Mercedes Rancaño Otero / ISTOCK

A la entrada de la ría de Arousa, en la comarca de O Salnés, cuna del albariño. Ahí se encuentra esta pequeña península, unida a tierra por el istmo de O Vao, que da lugar a la playa de A Lanzada. Su árbol de Navidad hecho con caparazones de centollas, consumidas en su fiesta del marisco, es una declaración de intenciones: aquí se viene a comer bien. Y a descansar, que para eso en O Grove se localiza la isla de A Toxa, famosa por sus aguas termales, a la que se accede por un puente. Las vistas desde el Mirador de Siradella son espectaculares. Y las de la pasarela de San Vicente do Mar sobre la costa rocosa.

Dónde dormir. Hotel & Talaso Louxo La Toja (louxolatoja.com), con vistas al mar.

BALCÓN AL OCÉANO

EL HIERRO (ISLAS CANARIAS)

arocas / ISTOCK

En el punto más remoto de una remota isla de origen volcánico. Justo ahí se alza, en la punta de Orchilla, el faro más occidental de España, por donde durante dos siglos pasó el Meridiano Cero. Alguna vez fue este el fin del mundo. Hoy es el lugar para contemplar el último atardecer. La carretera de acceso está repleta de curvas, pero tiene su recompensa: la mejor puesta de Sol para despedir el año. Todo en El Hierro es de un dramatismo extremo, desde los fondos de la Reserva de Marina de La Restinga hasta los vertiginosos acantilados y las sabinas, dobladas por la acción del viento.  

Dónde dormir. Parador de El Hierro (parador.es), con vistas al océano.

VIENTOS DEL ESTRECHO

TARIFA (CÁDIZ)

juanorihuela / ISTOCK

Y, de pronto, el silencio. Acostumbrada al bullicio del verano, la ciudad más meridional de la Península, punto de encuentro entre el Mediterráneo y el Atlántico, se convierte en un destino tranquilo al llegar el invierno. Aunque diciembre y enero son los meses más fríos, también el Sol aparece y regala momentos únicos para disfrutar de un paseo por las playas de Bolonia, Valdevaqueros y Los Lances, que ahora parecen más infinitas. La constancia e intensidad del viento permite la práctica de deportes como el windsurf y el vuelo de las cometas. Hay que mirar al cielo: el estrecho de Gibraltar es una de las zonas de paso de aves más importantes del mundo.

Dónde dormir. La Residencia Puerto (laresidenciatarifa.com), con estilo árabe.

PUEBLOS DEL PIRINEO

VAL D’ARAN (LLEIDA)

Jon Mikel Duralde / ALAMY

El día 31, antes de que den las 12, en las pistas de Baqueira Beret se funden nieve y fuego durante la habitual bajada de antorchas, portadas por esquiadores que, al llegar a meta, disfrutarán de un vino caliente. Es una de las tradiciones que tienen lugar en este valle de los Pirineos Centrales, formado por 33 pueblos con casas de piedra, tejados negros y chimeneas espantabruxas. Vielha es la capital, pero hay que descubrir otros lugares, como Tredós, Unha, Gausac... También paisajes: el Bòsc de Varicauba es uno de los abetales más extensos de España. A los pies del pico de Montcorbison, la Bassa d’Oles puede estar helada. 

Dónde dormir. Casa Irene (hotelcasa-irene.com), todo en madera, con bonitas suites abuhardilladas.