Diccionario de viaje por la ruta del Nobel

De Aracataca a Zipaquirá.

Javier Sulé (*)

Aracataca (Macondo)

Es el pueblo donde nació y vivió Gabo hasta los 10 años con sus abuelos, el lugar inspirador de Cien años de soledad. Sin embargo, Aracataca ya no es la aldea polvorienta llena de silencio y de muertos que describió Gabo. Ahora es tan solo un pueblo costeño de sol abrumador, calor inaguantable, ruidoso y alegre que conserva la estación de tren, la escuela donde estudió Gabito de pequeño, su casa natal reconvertida en museo y la casa del telegrafista donde trabajaba su padre.

Barranquilla

En esta ciudad famosa por su carnaval, Gabriel García Márquez empezó a estudiar el Bachillerato y regresó después para ejercer como periodista y forjarse como escritor relacionándose en ambientes intelectuales. Barranquilla aparece referenciada infinidad de veces en sus obras y aquí gestó su primera gran novela, La Hojarasca.

Bogotá

En la capital colombiana el escritor pasó un año viviendo en una modesta pensión de la Carrera 8 con la Avenida Jiménez mientras estudiaba Derecho. A escasos metros de su habitación vivió además uno de los episodios que marcó su vida: el asesinato del líder político liberal Jorge Eliécer Gaitán en 1948 y que desencadenó una gran oleada de violencia por todo el país. Fue el conocido como Bogotazo.

El Caribe (genérico)

Gabriel García Márquez se identificaba y se sentía ante todo caribeño. Y aunque tuvo que dejar su tierra, leyendo sus libros uno se da cuenta de que nunca se fue ni se desarraigó. Cuando regresaba además siempre decía que se le reajustaba todo el cuerpo y la mente. La luz, las playas, su gente y el talento narrativo del Caribe fueron para Gabo una inspiración permanente.

Cartagena de Indias

Aquí vivió muchos años y aquí fueron sus inicios como periodista. En la ciudad amurallada transcurren las historias de dos de sus novelas: Del amor y otros demonios, ambientada en la Cartagena de Indias del siglo XVIII, y El amor en los tiempos del cólera, con la historia de Florentino y Fermina que recrea el difícil noviazgo de sus padres. Cartagena de Indias es hoy Patrimonio de la Humanidad y su casco histórico colonial está considerado como el mejor conservado de América Latina.

Ciénaga

Pueblo situado a 30 kilómetros de Santa Marta en cuya plaza principal tuvo lugar el célebre episodio de la masacre de las bananeras por parte de la United Fruit Company cuando Gabo todavía era un niño. Este hecho, que aparece relatado en Cien años de soledad, siempre causó un gran impacto en el genial escritor colombiano y marcó también el inicio de la decadencia de toda la zona de Aracataca y sus alrededores.

Ciénaga Grande de Santa Marta

La Ciénaga es una inmensa albufera de viviendas palafíticas y pescadores por la que Gabo viajaba para llegar a Barranquilla y que también aparece en sus novelas como uno de los lugares que atravesó la expedición de José Arcadio Buendía en Cien años de Soledad.

La Guajira

Muchos episodios de la biografía del escritor se enmarcan en esta vasta región de la costa Caribe colombiana fronteriza con Venezuela. A esta zona se remontan los orígenes de la rama familiar materna, tan importante en la formación del particular mundo de Gabo. En La Guajira nació el abuelo Nicolás Márquez, su abuela Tranquilina y su madre, Luisa. El novelista retrata como nadie esta tierra desértica y habitada por los orgullosos indios guajiros wayuus. Por aquí pasaron personajes como la cándida Eréndira o el Coronel Buendía. Es especialmente en su novela La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada donde se recogen los paisajes, las gentes y las costumbres guajiras con un gran talento fabulador e imaginativo.

Mompós

Este pueblo del Departamento colombiano de Bolívar que hace parte de la gran ruta del río Magdalena es hoy Patrimonio de la Humanidad y ocupa un lugar breve pero muy importante en la obra de Gabo. A nivel personal, aquí estudió su mujer, Mercedes Barcha, y era uno de los lugares de paso en su travesía por el Magdalena cuando iba y venía de Bogotá. A nivel literario, Mompós aparece en su novela El general en su laberinto haciendo referencia a la llegada de Simón Bolívar a "la muy rancia y afligida ciudad de Mompós" como un reducto de la aristocracia criolla.

Río Magdalena

Este río que desemboca en Barranquilla cruza prácticamente Colombia de punta a punta. Gabo realizaba su travesía siempre que iba y volvía de Bogotá, donde estudiaba. El Magdalena al que Gabo rebautizó como "el río de la vida" es una fuente de leyendas e incontables mitos presentes en la obra del escritor, como la de un pescador que se transformó en caimán para conocer los secretos de las muchachas que se bañaban desnudas en sus orillas.

Santa Marta

Ciudad donde murió Simón Bolívar y muy relacionada con la novela histórica El general en su laberinto, donde cuenta el camino hacia la muerte del libertador a los 47 años por el río Magdalena de su infancia. En la llamada capital samaria se encuentra precisamente la Quinta de San Pedro Alejandrino, la hacienda del siglo XVII donde falleció. En Santa Marta murió también el abuelo y se casaron sus padres.

Sevilla

En este municipio del Departamento del Magdalena, ubicado en la famosa vía férrea y cercano a la localidad de Aracataca, se encontraba el centro de poder de la empresa bananera, con sus grandes haciendas y plantaciones de banano. Así se refleja en Cien años de soledad y en otras obras. Una de las haciendas se llamaba precisamente Macondo.

Sierra Nevada de Santa Marta

Es otro de los lugares por los que atraviesa la expedición de José Arcadio Buendía en Cien años de soledad y también uno de los lugares físicos por los que Gabo sentía gran atracción. Situada en el Caribe y habitada por los indígenas arhuacos, koguis y kankuamos, es la única cordillera a nivel del mar que cuenta con nieves perpetuas en sus zonas más elevadas.

Sucre

Era el lugar en el que vivieron sus padres durante muchos años y donde Gabo iba de vacaciones e iba conociendo a sus hermanos, tal y como relata en sus memorias Vivir para contarla. Se encuentra ubicada en la subregión La Mojana, al sureste del Departamento de Sucre, y es muy probable que sea el lugar en el que Gabo ambienta sus novelas Crónica de una muerte anunciada y La mala hora.

Valledupar

Es la ciudad cabecera del Departamento del César y la capital mundial del vallenato, una música tradicional popular del Caribe colombiano que tanto gustaba y tanta influencia tuvo en Gabo. Fueron incontables las veces que el escritor disfrutó de las parrandas vallenatas con su gran amigo y maestro del género Rafael Escalona. Gabo siempre dijo que su obra Cien años de soledad era como un vallenato de 300 páginas.

Zipaquirá

En esta pequeña localidad del Departamento de Cundinamarca, situada a una hora de Bogotá, Gabo estudió el Bachillerato enviado por sus padres cuando tenía 16 años. Se trataba de una escuela de prestigio en su época que hoy funciona como centro cultural. Aunque fueron construidas bastante tiempo después, en Zipaquirá se encuentra también La Catedral de Sal, considerada una joya arquitectónica de la modernidad y la primera maravilla de Colombia.

(*) Javier Sulé es un fotógrafo y periodista freelance que ha recorrido diferentes países de Asia, Europa y América Latina y ha ido publicando sus trabajos en diferentes medios de comunicación. Ha colaborado también en proyectos de varias ONG y ha realizado diferentes coberturas de acontecimientos internacionales. Desde hace unos ocho años la mayor parte de su trabajo está centrado exclusivamente en Colombia.

// Outbrain