Destino turístico: Ciudad de Guatemala

La capital de Guatemala ofrece al viajero modernidad y cosmopolitismo sin perder ni un ápice de su identidad.

Foto: Wolfgang Kaehler/Corbis

La cariñosamente conocida como Guate es una mezcla de tradición y modernidad, de lo viejo y lo nuevo y esto, junto con su ubicación geográfica, hacen de esta ciudad un punto de partido idóneo para visitar el resto del país.

Pero antes de partir a otros lugares lo mejor es conocer bien Ciudad de Guatemala. Esta ciudad lleva por nombre Nueva Guatemala de la Asunción y se fundó tras la desaparición de la anterior capital española de Centroamérica, Santiago de los Caballeros de Guatemala, en 1776 por un terremoto devastador.

Si por algo llama la atención esta ciudad es por contener entre sus fronteras la antigua ciudad de Kaminaljuyú, uno de los sitios arqueológicos mayas más antiguos que se conocen y que data del 1.200 a.C. A principios del siglo XX la ciudad creció a partir de este yacimiento y ahora es un parque dentro de Ciudad de Guatemala.

Uno de los lugares de más importancia de esta urbe es la Plaza de la Constitución, donde se encuentra la Catedral Metropolitana, uno de los legados coloniales más destacados. Construida a imagen y semejanza de las catedrales españolas, se comenzó a construir en 1782, y concluyó en 1815.

De esta época también se data el Acueducto de Pinula o Acueducto de la Culebra, construido por el arquitecto Bernardo Ramírez para proveer de agua a la ciudad. Estuvo en funcionamiento desde 1786 hasta 1938.

En el centro histórico de la ciudad, cerca de la Catedral Metropolitana, se ubica el Palacio Nacional de la Cultura, un espacio dedicado a la pintura y escultura y antigua sede del gobierno de Guatemala. Y si de museos va la visita, Ciudad de Guatemala cuenta con numerosos museos como el del Ferrocarril, el del Traje Indígena, el de Miraflores o el Museo Popol Vuh.

El Mercado Central de Guatemala es un lugar de encuentro entre oriundos y visitantes. Los orígenes de este mercado se remontan a mitad del siglo XIX aunque el construido en esa época se derribó en la década de los ''80 debido a los problemas estructurales que presentaba a causa del terremoto de 1976. Pero la esencia ha perdurado. En este mercado se encuentran desde puestos de comida, hasta, frutas, flores y artesanía típica guatemalteca.