Destino Dalmacia

Lucas Abreu

El Mediterráneo, tal como era, reza el eslogan turístico de Croacia. Y como todos los eslóganes, tiene parte de verdad. No es que Dalmacia, la joya de la corona turística croata, sea ajena a los avances del siglo, a los festivales de música electrónica, al todo incluido o a los, afortunada y comparativamente escasos aquí, desmanes urbanísticos costeros. Es que, a diferencia de muchos otros lugares del Mare Nostrum que luchan por convertirse en destinos intercambiables de sol y playa, esta franja de costa adriática mantiene una personalidad, familiar y al mismo tiempo exótica, que exhibe orgullosamente gracias a un legado histórico, cultural y natural ya desaparecido en otras orillas de este gran río.