Descubrir España a través de las Rutas del Vino

La tradición vitícola en España está más que arraigada. Por toda la geografía del país encontramos rutas y lugares donde el vino es el rey y donde disfrutar de su proceso de elaboración tanto como de su consumo.

Foto: Arxio Imatges PTCBG

Rosado, blanco o tinto, el vino y el cava son excusas perfectas para conocer la geografía española a fondo. De norte a sur, lo cierto es que se pueden disfrutar de unas vacaciones enoturísticas perfectas en casi cualquier parte de España. Para ello, las Rutas del Vino de España ofrecen la posibilidad de conocer un poco más este mundo a la vez que el visitante se divierte a través de actividades complementarias como descenso de cañones, paseos a caballo o burro, vuelos en globo, caminatas por Vías Verdes o tramos del Camino de Santiago y rutas en kayak por río o mar.

En total son 25 las rutas de las que se puede disfrutar y en todas se visitarán bodegas y se aprenderá a catar vinos, porque no hay que ser un experto para disfrutar de ellas. Así, cerca de la costa se encuentran las rutas del vino de Rías Baixas (Galicia), Txacoli (País Vasco), Empordà y Penedès (Cataluña), Alicante (Comunidad Valenciana) y Marco de Jerez (Andalucía). Aunque no todas transcurren por la costa exactamente, sí están cerca.

La rutas del vino en entorno de montaña son las del Bierzo (Castilla y León), Rioja Alavesa (País Vasco), Somontano (Aragón), Lleida-Costers del Segre (Cataluña), Bullas (Murcia) o Ronda (Andalucía). Mientras, en las llanuras del interior peninsular transcurren las rutas del vino de Rioja Alta (La Rioja), Navarra, Garnacha-Campo de Borja y Campo de Cariñena (Aragón), Utiel-Requena (Comunidad Valenciana), Jumilla y Yecla (Murcia), Montilla-Moriles (Andalucía), Ribera del Guadiana (Extremadura) y Ribera del Duero, Cigales, Arlanza y Rueda (Castilla y León).