Por qué debes ir a Laponia también en verano

Aunque es en el periodo invernal cuando despliega la mayoría de sus encantos, hay vida más allá del frío en esta región finlandesa que es un prodigio de la naturaleza

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: RolfAasa / ISTOCK

La nieve, los deportes de invierno, Santa Claus, la pesca en el hielo, los paseos a trineo, las travesías sobre el mar helado… No hay retrato del invierno más bucólico que el que proporciona Laponia en su porción finlandesa (también forma parte de Noruega, Suecia y Rusia), allí donde las noches son largas y gélidas pero, a cambio, regalan el espectáculo de las auroras boreales.

Sin embargo, la magia de este remoto lugar oculto en el norte del norte, por encima incluso del Círculo Polar, no se acaba en la estación blanca. Su naturaleza es tan portentosa que en los días cálidos Laponia se presenta igual de cautivadora. Éstas son algunas de las razones por las que también en verano debes conocerla:

Porque el paisaje sigue siendo una delicia

Viajar

Sin el manto blanco, eso sí, pero precioso de cualquier manera. Para ello están los lagos que tejen su peculiar fisonomía. Lagos como el Inari, el más grande de Finlandia y el cuarto de agua dulce de Europa, que es ideal para tomar un baño, experimentar una típica sauna finlandesa a sus orillas o explorarlo sobre un kayak. La belleza natural tiene su explosión en el Oulanka National Park, con su famosa ruta de senderismo llamada Karhunkierros o “camino del oso”. Un lugar para caminar entre frondosos bosques, atravesar puentes colgantes, pescar gigantesco salmones en los ríos y preparar la comida al fuego de una hoguera.

Porque puedes practicar deportes de aventura

Como rafting, senderismo o rutas en todoterreno. Todo esto es posible en Ruka, en la región de Kuusamo, a pocos kilómetros de la frontera con Rusia. Aunque es el mejor lugar para los deportes de nieve, también con el buen tiempo brinda emociones fuertes. Una de ellas, muy recomendable, es deslizarse en canoa de madrugada por el lago Hangasjärvi. También, aunque están en periodo de descanso, se puede visitar a los renos y los huskies y contemplar cómo se entrenan para tirar de los trineos en invierno. Además en Ruka se encuentran las más lujosas cabañas para alojarse, que atraen a los VIPS de todos los rincones del mundo.

Porque hay 24 horas de luz

Viajar

Así tal cual. Es el fenómeno del sol de medianoche que tiene lugar durante casi tres meses. Un período en el que la luz invade el tiempo y el espacio como si de una puesta de sol perpetua se tratase. El Polo norte queda inclinado hacia el astro rey y, durante algunas semanas, el sol no llega a ponerse por encima del ártico. Presenciar en directo este acontecimiento, con los mágicos colores que ocasiona, es una experiencia fantástica. Y mucho más si se aprovecha para hacer actividades bajo su efecto. También, claro, hay que destacar las temperaturas agradables de entre 18º y 20º C.

Porque la frecuencia de los vuelos aumenta

Y mucho, por cierto, lo cual facilita los viajes desde diferentes ciudades españolas. A partir del 3 de junio Finnair ofrecerá nada menos que 10 vuelos semanales desde Madrid a Helsinki, aunque el récord lo ostentará Barcelona. Desde esta fecha, la ciudad condal contará con 14 vuelos por semana hasta la capital finlandesa, cifra que, a partir del 1 de agosto, se elevará a 18. Los que quieran viajar desde Málaga tendrán a su disposición un vuelo diario, mientras que los de Alicante podrán hacerlo cuatro veces por semana. Desde Helsinki, además, Finnair conecta fácilmente con los principales aeropuertos de Laponia (Ivalo, Kittilä, Rovaniemi y Kuusamo). Ya no hay excusas para no escaparse.

Porque también puedes visitar a Santa Claus

Viajar

¿Por qué no? Este mítico personaje, el auténtico Santa Claus, tiene durante todo el año sus puertas abiertas en la bella aldea de Rovaniemi. Incluso podrás anticiparte al resto de los mortales y entregarle en mano la carta con tus deseos para la próxima Navidad. Así no sólo tendrás la garantía absoluta de que la recibe sino además el privilegio de conocerlo e incluso charlar con él tranquilamente. Porque si algo tiene esta época es una menor afluencia de público que en el periodo invernal con lo que no habrás de soportar colas ni esperas.

Porque es un destino para ir en familia

Finlandia es el país más feliz del mundo, según el Informe Anual de la Felicidad de la ONU. Y Laponia es la mejor zona para experimentarlo. Un lugar accesible y especialmente idóneo para ir en familia. Por si fuera poco, existen paquetes específicos que se ocupan hasta del más mínimo detalle. Es el caso de Catai que tiene hasta cuatro programas para descubrir esta región en el periodo estival. El llamado Verano en Laponia ofrece todas las actividades mencionadas, con excursiones perfectamente organizadas y acompañadas de guías de habla hispana y alojamiento en lujosas cabañas en medio de la naturaleza salvaje.