¿Por qué deberías pasar las Navidades en Tenerife?

Nos vamos a las Canarias, concretamente a la isla de Tenerife, para contarte todo lo que tiene que ofrecerte para unas Navidades inolvidables.

Macarena Escrivá
 | 
Foto: Balate Dorin / ISTOCK

¿Viajar en Navidades? Y porqué no. Las Navidades son épocas de reunión, pero muchos las pasan fuera y lejos de casa. Y ¿sabéis qué? Que no pasa nada. Son fechas que la gran mayoría tenemos vacaciones y aprovecharlas viajando es uno de los mejores planes que se nos ocurre. Ahora bien, ¿cómo decidimos el destino? Puedes escaparte a la Laponia Finlandesa o a Islandia, como te contamos en nuestra selección de destinos bucólicos para estas fechas. Pero ¿y si te decimos de pasar las fiestas en bañador? No suena nada mal, ¿verdad? 

Tenerife | RossHelen / ISTOCK

Ahora que el frío se ha instalado en buena parte de la Península, te proponemos escaparte a un paraíso cercano. Y no harán falta más que unas 3 horas de avión y no sufrirás jet-lag. ¿De dónde hablamos? De las Canarias y en concreto de la isla de Tenerife. Estas son las razones por las que viajar a la isla en Navidad.

1: EL CLIMA Y EL MAR 

D.R

Vale, que haya buen clima en un lugar no debería ser el motivo principal para conocerlo, pero que la media anual sea de 23-24 grados, nos hace poner a Tenerife en el mapa de los viajes de invierno. Porque qué gusto da dejar atrás el abrigo y cambiarlo por vestidos, bermudas y bañadores. ¿Y darse un chapuzón en el mar en pleno diciembre o como plan de Año Nuevo? Un verdadera gozada. Además, de recargar pilas y atiborrarnos de la tan necesaria vitamina D. ¿Sabías que las Canarias tienen la mayor cantidad de luz diurna en Europa? 

D.R

Otra de sus razones, es el mar. Porque el mar de Tenerife no es como otro cualquiera. En sus aguas habitan centenares de especies marinas y uno de sus huéspedes más ilustres son las ballenas. Por ello, hay multitud de excursiones para el avistamiento de ballenas que parte de los puertos de Los Cristianos, Puerto Colón y los Gigantes. Ya tenemos pues nuestra primera razón.

2: LA MONTAÑA MÁS ALTA DE ESPAÑA

D.R

Con una altura de 3718 metros sobre el nivel del mar, el Teide se corona como el pico más alto de todo el país. Su vista ya impresiona cuando aterrizas en el aeropuerto de Tenerife Norte, cuando aparece a la derecha del avión con toda su majestuosidad. Y visitarlo es uno de los planes más demandados en la isla. Puedes hacer una ruta de dos días de senderismo hasta llegar al pico o para llegar fácilmente, puedes coger su teleférico, que corona la montaña-volcán en apenas unos minutos. Además, dicen que disfrutar de un atardecer o amanecer sobre el Padre Teide (como le conocen los tinerfeños) es una experiencia inolvidable. 

D.R

3: El CIELO ESTRELLADO MÁS IMPRESIONANTE DEL MUNDO

Junto a Chile y Hawái, las Islas Canarias son conocidas por ser uno de los tres puntos en el mundo desde donde mejor se divisan las estrellas. ¡En el mundo! En Tenerife, se puede practicar el astroturismo en cualquier época del año. Si subes al Teide a divisarlas, no olvides coger ropa de abrigo. El espectáculo que se despliega antes tus ojos, será digno de recordar. 

4: SAN CRISTÓBAL DE LA LAGUNA, PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

D.R

Si hay una joya colonial en Tenerife, esa es La Laguna, declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1999. ¿Las razones? Su arquitectura y el valor patrimonial que supone, con un trazado de calles moderno, que inspiraron a ciudades como Cartagena de Indias, Lima o la Habana Vieja. El mero hecho de pasearla ya es una delicia, parándonos en sus edificios históricos y conociendo de primera mano la historia viva de Tenerife.

5: RITZ-CARLTON ABAMA, EL HOTEL DESTINO EN SÍ MISMO 

Matthew Shaw

Hay muchas razones para viajar a Tenerife e infinidad de planes. Pero quizás tenías en mente unas vacaciones tranquilas, de esas de meterte en un hotel y no salir para nada y descansar como mereces. Tenemos el lugar perfecto, un hotel que es un destino en sí mismo, el Ritz-Carlton Abama. Ubicado en Guía de Isora, este hotel se postula como una de las mejores opciones de alojamiento en la isla. Y motivos no le faltan. 

Matthew Shaw Photography

Su impresionante arquitectura, con multitud de habitaciones, ya sea en su icónica ciudadela o en la zona de villas, adaptadas a cada tipo de viajero. No faltan piscinas a cada paso y una piscina infinity con vistas a La Gomera y los plataneros. El hotel además, tiene un teleférico que baja hasta playa Abama, una coqueta cala con piscinas naturales en el mar. En su spa podrás dedicarte a equilibrar cuerpo y alma, regalándote un tratamiento personalizado o disfrutando de su zona de aguas. 

D.R

Pero si hay algo en lo que el Ritz-Carlton Abama es pionero, es en la gastronomía y sus restaurantes, que le han llevado a consagrarse como destino culinario, donde vivir una experiencia entre estrellas Michelin. Además de restaurantes para todos los gustos, como El Mirador, con vistas hacia el mar, Verona, un italiano o la cocina tradicional de Txoko, el hotel cuenta con nada menos que 3 estrellas Michelin, las 2 de MB de Martín Berasategui y 1 de Abama Kabuki, del chef Ricardo Sanz. 

D.R

Y todavía hay más, porque los hoteles Marriott, al que pertenece el Ritz-Carlton Abama, han lanzado su programa de fidelización, Marriott Bonvoy. Seguro que cuando compras un vuelo no te olvidas de dar tu tarjeta para acumular millas. Pues ahora tendrás que hacerlo también al reservar hotel, porque cuando más viajes, más ventajas tendrás. Podrás canjear tus puntos por noches gratis, tarifas especiales para socios...

Joaquin Ponce de Leon

Y por algo único, los Marriott Moments, experiencias que el dinero no puede pagar. Desde cocinar con un chef con estrella Michelin y cenar un menú exclusivo, hasta tener un meet & greet con tu equipo de fútbol preferido tras disfrutar de un partido, pasando por unirse a medallistas olímpicos para esquiar en Aspen (Colorado). 

Joaquin Ponce de Leon