De visita en Gibraltar

El ser la puerta de entrada (o salida) del Mediterráneo ha hecho de Gibraltar un territorio muy deseado y esto se nota en sus calles.

Foto: Douglas Pearson/Corbis

Fenicios, griegos, árabes, romanos, vándalos... muchas han sido las culturas que han querido conquistar este pedazo de tierra al sur de la Península Ibérica pero, sin duda, es a Inglaterra a quien más tiempo ha pertenecido (desde finales del siglo XVIII hasta la actualidad) y de quienes más huella hay entre sus calles.

El Museo de Gibraltar es un buen lugar para conocer la historia del territorio ya que contiene objetos de hasta 20.000 años de antigüedad entre los que destaca una momia egipcia del 800 D.C que se encontró flotando en el estrecho. Pero, sin duda, uno de los mayores atractivos de este museo son los restos de los Baños Árabes, construidos en el siglo XIV bajo la dinastía Menindin.

Frente al museo se levanta la Catedral Católica de San María la Coronada sobre una antigua mezquita en el siglo XV, tras la Reconquista. Esta iglesia es de estilo gótico y de la antigua mezquita sólo se conserva un pequeño patio.

El Jardín Botánico Alameda de Gibraltar, al final de la Main Street, junto a la Grand Parade, fue inaugurado en 1816 y restaurado en la década de los ''70. Estos jardines cuentan con un teatro al aire libre y con flora y fauna procedentes de todo el mundo, así como algunas plantas y árboles muy singulares.

Una parada indispensable en Gibraltar es la Gran Sinagoga o Kahal Kadosh Shaar Hashamayim del siglo XVIII. Ofrece visitas guiadas en la que se puede conocer la vida de los judíos en el Peñón.

Si se quiere disfrutar de unas vistas impresionantes sobre África el lugar esPunta Europa y es que tan sólo hay algo más de 24 kilómetros de distancia hasta el continente negro. En este lugar fue donde Hércules levantó una de sus columnas según la leyenda y desde este aquí se puede divisar la otra situada en África. Lo más llamativo de Punta Europa es su faro, edificado en 1841, pero este punto gibraltareño acoge también una impresionante mezquita construida por el Rey Fahd de Arabia Saudí en la década de los ''90. De este modo lo primero que se ve cuando se viaja desde África a Europa es una mezquita.

El Santuario de Nuestra Señora de Europa también se ubica en Punta Europa. El templo original fue una mezquita reconvertida al catolicismo en el siglo XIV durante la ocupación castellana. El edificio ha sido remodelado en numerosas ocasiones y ha tenido varios usos a lo largo de la historia. Se puede visitar todos los días del año.

// Outbrain