De paseo por Santo Domingo

Fue en la capital de la República Dominicana donde comenzó la presencia española en el Nuevo Mundo y eso se nota.

Foto: Christian Kober/JAI/Corbis

Santo Domingo fue durante siglos la puerta de entrada del Caribe y es que fue aquí donde llegó Cristóbal Colón en 1492 y donde se creó el primer asentamiento europeo en América. De esta época aún quedan algunos vestigios en el casco antiguo de Santo Domingo como elAlcázar de Colón o Palacio Virreinal de Don Diego Colón (hijo de Cristóbal) que fue construido en 1514.

El edificio, con una clara influencia gótica y mudéjar, fue reconstruido en los años ''50 ya que a lo largo de los siglos fue eventualmente abandonado y convertido en ruinas. La remodelación que se hizo no fue totalmente fiel al original sino es una "interpretación romántica" del arquitecto Javier Barroso. Actualmente el Alcázar Colón alberga un museo en el que la mayor parte de las pintura, tapices, estatuas y muebles fueron donadas por la Universidad Complutense de Madrid.

De esta época también la Casa del Cordón, de 1503, el edificio en piedra más antiguo de América. Fue aquí donde vivió Diego Colón antes de mudarse al Alcázar y Francisco de Garay así como el pirata Francis Drake que amenazó con destruir la ciudad en el siglo XVI. Esta casa es de estilo gótico isabelino y mudéjar y se llama así por el cordón que presenta en su fachada, que se asocia a la orden franciscana.

LaCatedral Santa María la Menor o Primada de América es la primera del Nuevo Mundo y es que se terminó de construir en 1540. De estilo gótico y plateresco tardío la fachada es de piedra caliza coral de la cantera de Santa Bárbara. De su interior destaca su conjunto artístico formado por retablos, cuadros, ebanistería antigua y lápidas funerarias, además de los mausoleos de los arzobispos del periodo colonial. En la capilla de Nuestra Señora de Antigua se guardó durante cuatro siglos un sarcófago de mármol y bronce con lo que dicen son los restos de Cristóbal Colón. Actualmente ese sarcófago descansa en el Faro a Colón.

El Faro a Colón es un monumento que se inauguró en honor al Descubridor en 1992 para conmemorar en quinto centenario del descubrimiento de la isla. Es uno de los complejos más importantes de la isla. Con forma de cruz alberga, además de un faro de rayos láser y el sarcófago, seis museos con objetos relacionados con Colón y sus primeras exploraciones de América.

Y volviendo al siglo XVI, el Fuerte Ozama se construyó en 1503 para defender la frontera de la ciudad de los piratas y conquistadores ingleses, portugueses y franceses. De él destaca su torre almenada llamada del Homenaje, de la que se cuenta que fue el último hogar de muchos condenados.

De la antigua muralla de Santo Domingo queda la Puerta de la Misericordia, del siglo XVI, convertida en baluarte en el siglo XVII cuando las tropas inglesas de Venables y Penn trataron de conquistar la ciudad Santo Domingo por orden de Cromwell. En 1844 también obtuvo un papel protagonista en la independencia con Haití.

Otra de las zonas históricas de Santo Domingo es el Parque Colón, en el que hay una estatua del descubridor con el dedo apuntando hacia el norte. Este parque fue durante la época colonial el centro social de la ciudad y donde se celebraban todas las fiestas.

Por su parte, la Plaza de la Cultura es en realidad uno de los espacios verdes más grandes de la ciudad. Cuenta con calles internas que unen los edificios que se encuentran en su interior. Estos son el Teatro Nacional, el Museo de Arte Moderno, el Museo de Historia y Geografía, el Museo de Historia Natural, el Museo del Hombre Dominicano y la Biblioteca Nacional.

Como imprescindible en una visita a Santo Domingo también nos encontramos con las ruinas del Monasterio de San Francisco en la Zona Colonial de la ciudad. Este conjunto se construyó gracias a Nicolás Ovando a principios del siglo XVI tras la destrucción de la ciudad por un huracán en 1502. El monasterio está compuesto por una iglesia, una capilla y el convento de la orden franciscana. A lo largo de si vida ha sufrido varias vicisitudes y es que el pirata Francis Drake lo saqueó en 1586 y terremoto casi lo destruyó en 1673. Incluso funcionó como manicomio durante los años ''40 del siglo XX. Actualmente es una de las ruinas más bella de la ciudad.