De paseo por Liverpool

Un paseo por la pequeña ciudad inglesa de Liverpool dejará en el viajero una sensación más que agradable.

Foto: David Bank/JAI/Corbis

Liverpool es sinónimo de reinvención. Ahogada durante la década de los 70 y los 80 por el declive de la industria y de su puerto desde finales del siglo XX está en continua regeneración que aún hoy continúa. Y esto se nota en sus calles y en el carácter de su gente.

Pero si por algo se caracteriza Liverpool es por la cantidad de museos y galerías que acoge, la mayor densidad per cápita de toda Inglaterra después de Londres. Y si de museos hablamos el Albert Dock acoge la galería de arte moderno Tate Gallery, el Museo de los Beatles, el Museo Marítimo Merseyside y el Museo Internacional de la Esclavitud.

Muy cerca del Albert Dock se encuentra el Pier Head, la parte del puerto de Liverpool en la que se encuentran algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad como elRoyal Liver, construido entre 1908 y 1911 y sede de la Royal Liver Friendly Society. Este edificio consta de dos torres del reloj coronadas por las míticas estatuas de los Liver Birds, que se han convertido en símbolo de Liverpool.

También encontramos en el Pier Head el edificio Cunard, construido entre 1914 y 1916 y sede de la compañía de cruceros de lujo del mismo nombre y el edifico del Puerto de Liverpool construido entre 1903 y 1907 y sede de las oficinas del Mersey Docks and Harbour Company que gestiona el puerto de Liverpool. Los tres edificios son conocidos popularmente como "Las Tres Gracias".

Al otro lado del Albert Dock, en el King''s Dock se encuentra el Echo Arena y la Noria de Liverpool, desde donde se puede disfrutar de una de las mejores vistas panorámicas de la ciudad. El Echo Arena se inauguró en 2008 y es un centro de convenciones donde se celebran todo tipo de eventos, tanto culturales como deportivos.

Una visita a Liverpool no sería lo mismo sin una foto con la estatua de John Lennon a las puertas de The Cavern Club, en el número 10 de Mathew Street, donde comenzaron a tocar los Beatles y por cuyos escenarios han pasado The Who o los Rolling Stone.

Más en el centro de Liverpool de obligada visita es laLime Street Station, construída a finales de los ''60. Si alguien llega o parte de Liverpool en tren, lo hará desde aquí ya que es la mayor estación de de la ciudad.

Justo detrás de esta estación se encuentra el St George''s Hall un edifico de estilo neoclásico de finales del siglo XVIII y principios del XIX con diversos usos: desde un museo de la historia del edificio hasta conciertos y recitales de música, pasando por un café y una tienda.

Muy cerca se halla el Grand Central Hall, un centro comercial en el que se ubican unas 30 tiendas alternativas (hippie, emo, punk...) pertenecientes al Quiggins Center, que se cerró en 2006. Lo llamativo de este edificio es que fue inaugurado en 1905 como sede de la Iglesia Metodista Wesleyana en sustitución de la capilla de 1705 que, hasta entonces, fue la sede. Entre 1933 y 1939 fue sede de la Orquesta Filarmónica de Liverpool y en 1990 la iglesia metodista vendió el edificio. Tras una serie de reformas el edificio se reabrió en 2000-2001 como el Barcelona Nigthclub y actualmente, además de las tiendas, cuenta con una zona de performance.

A poca distancia la Catedral Metropolitana de Liverpool llama la atención por su diseño circular en vez de en cruz latina. Esta catedral, abierta al culto católico, se comenzó a construir en la década de los ''30 pero su alto coste y la II Guerra Mundial hicieron que las obras se pararan y no fuera hasta los años comprendidos entre 1962 y 1967 cuando se construyera tal y como se ve hoy en día. De su interior destaca el altar, construido en mármol blanco de Skopje (Macedonia) de tres metros de largo.

Por otra parte, en la cripta de la Catedral Metropolitana se celebra cada año el Festival de la Cerveza de Liverpool que atrae a miles de visitantes.

A apenas 800 metros de la esta catedral se encuentra la Catedral Anglicana de Liverpool que se terminó de construir en 1978. Esta catedral es el mayor templo anglicano del Reino Unido y el quinto del mundo. Desde su torre, a 101 metros de altura, se puede ver la ciudad de Liverpool, el río Mersey, la península de Wirral, los montes Peninos y las colinas de Gales. A ella se puede acceder a través de dos ascensores o de los 108 escalones con lo que cuenta la escalera.

Otro de los santuarios de la ciudad, aunque no religiosos, es elestadio de fútbol Anfield, construido en 1884 y sede del Liverpool Football Club. Los más forofos pueden realizar un tour por su interior en el que se visita los mejores asientos, la sala de prensa, los vestuarios y otros rincones del estadio.