De la carroza con motor al coche de Alonso

Casi un millón de visitantes en un año han convertido al renovado Museo Mercedes- Benz en la estrella de Stuttgart. Y es que no hace falta ser un apasionado de los coches para disfrutar de los más de 16.500 metros cuadrados de exposición que se esconden en el interior de este edifi cio con forma de doble hélice atornillada, concebido por el estudio de arquitectura holandés Van Berkel Bos. La exhibición comienza en la planta más elevada, para que de ese modo los 120 años de historia de la compañía discurran ante los ojos de los visitantes mientras éstos descienden por la rampa en espiral. En total se exhiben 170 automóviles, de los cuales 90 son turismos, 40 coches de competición y otros 40 vehículos industriales. Una colección con modelos históricos que van desde la carroza con motor de gasolina diseñada por Gottlieb Daimler hasta las míticas flechas plateadas que ahora pilota Fernando Alonso, pasando por joyas como el modelo que acabaría dando el nombre a la compañía. La visita se complementa en el Mercedes-Benz Center, donde se muestra una selección de 130 nuevos modelos. La otra colección automovilística de Stuttgart es el Museo Porsche, que aunque ahora sólo exponga 20 automóviles promete ser la visita revelación del próximo año una vez se inaugure el impresionante edifi cio monolítico que albergará 80 vehículos.
www.museum-mercedesbenz.com