De Koninck, la fábrica de cerveza más antigua de Amberes

El próximo verano la fábrica de cerveza más antigua de Amberes, De Konick, inaugurará un nuevo centro para visitantes tras su renovación.

Foto: ©Antwerpen Toerisme en Congres

Desde 1833, Amberes cuenta con la fábrica de cerveza De Konick, la más longeva de la ciudad y la única que se encuentra en el centro de la misma. Este año, tras una renovación, abrirá de nuevo al público con el fin de mostrar al público el proceso de elaboración una de las cervezas artesanales más famosas de Bélgica.

A través de la visita a De Koninck el visitante podrá vivir de manera auténtica, educativa e interactiva la riqueza cervecera y la historia de una cervecería en activo desde hace más de 180 años. Concretamente, a través de los 75 a 90 minutos que dura la visita se podrá descubre el proceso de elaboración desde una pasarela a 4 metros de altura que transcurre por el hall de la fábrica.

Pero una visita a De Koninck no es sólo una experiencia cervecera. El barrio en el que se encuentra cuenta con espacios en el que se dan cita negocios relacionados con la gastronomía y la vida de Amberes. Así, nos encontramos con la acogedora cafetería De Pilgrim; el establecimiento del maestro quesero Van Trichtm, Cheese Wine, que realiza maridajes; o Velodrome, una tienda destinada a los amantes del ciclismo.

Tampoco hay que perderse otros establecimientos como el del carnicero Luc De Laet, Slagerij De Laet, el restaurante De Schone van Boskoop del el dúo compuesto por el chef Bert-Jan Michielsen y el sommelier Luc Dickens o la chocolaterías de Jistk Heyninck.