De brujas y juicios en Salem

Conoce a través de un tour de un día completo la localidad de Salem donde podrás volver a finales del siglo XVII.

Foto: Carl D. Walsh/Aurora Photos/Corbis

Corría el año 1692 cuando comenzó el proceso conocido como los "Juicios de Salem", un delirio de brujas y perturbaciones demoníacas que se saldó, un año después, con 29 personas condenadas por brujería, 19 de las cuales (14 mujeres y 5 hombres) fueron ahorcadas y una lapidada.

Salem está a 25 kilómetros al norte de Boston y desde aquí tienen lugar excursiones de un día que muestran a los interesados la historia de Salem y de algunos lugares que nos encontramos por el camino. Una de las empresas que se dedican a esto es City Discovery que ofrece esto tours los martes, jueves y sábados.

En este tour se visitará Marblehead, el lugar de nacimiento de la Marina estadounidense y donde se encuentra el Centro de Historia Naval así como el primer barco de la Marina, el Hanna, que fue utilizado por el propio George Washington en 1775 durante laGuerra de la Independencia.

En Marblehead también se visitará elAbbott Hall donde se encuentra la pintura original conocida como"The Spirit of 76" (El Espíritu del 76) que conmemora la independencia de Estados Unidos. Creada por Archibald MacNeal Willard muestra la imagen de tres figuras típicas de la Revolución Americana: un hombre con un tambor, el porteador de una bandera y un hombre tocando un flautín.

Una vez en Salem, el regreso a 1692 será inevitable. Aquí el Museo de Brujería de Salem cuenta los sucesos que llevaron a que más de 180 personas fueran enjuiciadas en poco más de un año por brujería. Otros lugares que visitar en Salem son la Casa de Aduanas de Nathaniel Hawthorne y la Casa de los Siete Tejados. La segunda es la casa que inspiró el libro homónimo de Nathaniel Hawthorne, autor también de "La Letra Escarlata".

Este tour tiene un precio de 32,40 euros por persona y solo está disponible en inglés. Dura unas 7 horas y en el precio no está incluido las bebidas ni comidas así como las entradas a los museos. La recogida se hace en Boston.