De apertivos por la Costa Daurada

Tayo acuña

Los pueblos de la antigua Mesopotamia y los egipcios ya se dedicaban a elaborar cerveza y en España se han encontrado evidencias arqueológicas en los yacimientos de Ambrona y Lleida. Son los celtas los que llevan la cerveza a todos los rincones de la piel de toro y los romanos los que nos transforman en productores y consumidores de vino. Cuando el emperador Carlos I regresó a Yuste para su retiro final lo hizo acompañado de varios maestros cerveceros encargados de rellenar la despensa real, y así recuperamos al emperador y a la cerveza, que tiene su propia y curiosa historia en las tierras catalanas de la Costa Daurada.