Datos de interés de China

Lhasa
www.digitalhimalaya.com
? Hay vuelos directos desde Beijing, Chengdu y otras ciudades chinas, pero dadas las restricciones de viaje, en Tíbet hay que comprar un paquete completo.
? En el barrio de Barkhok hay hotelitos tradicionales que harán la delicia del viajero, aunque los sibaritas se pueden alojar en el Holiday Inn Lhasa (ahora Lhasa Hotel).
? Hay numerosas agencias de viajes locales que gestionan visitas a cualquier punto del Tíbet -está prohibido moverse por libre-.
? La mejor época para ir es de primavera a otoño, pues en invierno la temperatura varía mucho entre el día y la noche.
? En Shangrilá ofrecen viajes por la antigua ruta de las caravanas (diez días de duración).
? En algunos templos cobran por fotografiar las pinturas budistas.
›Lhasa ha sido la capital política y religiosa del Tíbet desde hace ya casi 1.500 años
Pingyao
www.travelchinaguide.com/cityguides/shanxi/pingyao/
? Se llega en tren desde Beijing (una noche de viaje) o en autobús por una buena autopista (se tardan unas cinco horas).
? Hay que pagar una entrada de unos 120 yuanes (unos 11 €), que da derecho a visitar todos los monumentos de la ciudad antigua.
? El hotel Tong Taimao, construido en el XVIII con una estructura tradicional de patios, es una de las mejores opciones para alojarse.
? Antiguamente todas las urbes chinas tenían su muralla, aunque la mayoría fueron destruidas durante el siglo XX, quedando sólo tres o cuatro en buenas condiciones.
? Un pequeño paseo por el campo permite visitar los bellos templos de Shuanglin, con sus magníficas pinturas, y Zhenguo (siglo X).
›Sólo el desarrollo del turismo salvó a Pingyao de desaparecer por completo, pues hace quince años sus construcciones antiguas estaban tan deterioradas que amenazaban una ruina inminente.‹
Kashgar
? Hay dos vuelos directos desde Urumqi, y se puede llegar en tren (más de 30 horas).
? El alojamiento más recomendable es el hotel Qinibak, con su arquitectura uyugur.
?Es conveniente programar el viaje de manera que se pueda pasar un domingo en Kashgar, pues ese día se celebra su famoso mercado de caballos.
? Aunque han acotado una pequeña parte de la ciudad antigua como área turística -cerca del nuevo bazar-, ésta no es necesariamente la más interesante, y las callejuelas situadas detrás de la mezquita son posiblemente mejores.
? El cordero constituye el plato estrella en los tenderetes y restaurantes de la ciudad, pero conviene degustar también los tallarines; son insuperables.
›En los últimos años del siglo XIX era un hervidero de espías británicos y rusos, que se disputaban el control de Asia Central.‹
Zhujiajiao
http://chinaviva.com/viajes/zhujiajiao.htm
? Está a 50 kilómetros de Shanghai, por lo que se puede llegar en una hora de viaje.
? Aunque la entrada resulta decepcionante, con su inmenso aparcamiento, su control de entrada (50 yuanes) y hasta un KFC, el interior no tiene ningún desperdicio.
? Recomendable tomar las barquitas por el canal principal que atraviesa toda la urbe.
? Una vez acabada la parte turística, nada mejor que relajarse en uno de los interesantes cafés situados junto al Templo de la Ciudad (Chenghuangmiao).
? Los mitómanos pueden visitar también Xitang, donde se rodó la escena de los tejados en Misión Imposible 3.
? Es un verdadero museo de los puentes antiguos y cuenta todavía con 20 puentes de las dinastías Ming y Ping.
? Al atardecer Zhujiajiao pierde gran parte de su interés y es mejor volver a Shanghai.
›Las otras Aldeas del Canal, declaradas en conjunto Patrimonio de la Humanidad, son Xitang, Zhuozhuang, Luzhou, Tongli y Wuzhen.‹
Yangshou
? Desde Guilin hay autobuses cada 10 minutos, hasta las 23 horas. También se puede tomar un taxi desde el aeropuerto de Guilin.
? Entre las numerosas posadas y hostales de todo tipo, el mejor hotel es el Paradise Resort, de categoría cuatro estrellas.
? Es obligatorio el crucero en barco por el río Li, por lo que si no se ha llegado navegando desde Guilin, habrá que contratarlo allí.
? Yangshou es una locura durante las dos horas que tardan en llegar los barcos turísticos desde Guilin; luego recupera su tranquilidad.
? Entre las excursiones, merece la pena visitar la Colina de la Luna, uno de los lugares más famosos de los alrededores.
? La tercera Hermana Liu, de Zhang Yimou, una ópera popular ambientada en plena naturaleza, resulta casi obligatoria.
›Uno de los primeros lugares donde los turistas recibían las máximas facilidades se ha convertido en un importante centro para el estudio del chino y las artes marciales.‹
Qufu
? Se puede llegar en tren desde Beijing o Shanghai (una noche).
? El alojamiento más interesante es el hotel Queli, junto a la zona monumental, con una serie de patios y estanques de estilo tradicional.
? Muchos restaurantes anuncian el Banquete de la Familia de Confucio, pero posiblemente sus ingredientes exóticos (pata de camello...) no sean muy adecuados para el paladar español.
? En una hora se puede llegar a Taishan, la montaña más sagrada para los chinos.
? El Zhuogongmiao, tumba de uno de los discípulos del maestro, es un remanso de paz.
›La gestión que realizan las autoridades locales de los monumentos considerados Patrimonio de la Humanidad resultó algo deficiente y la Unesco tuvo que amenazar con retirar esta privilegiada mención para mejorarla
Lijiang
? Hay varios vuelos diarios desde Kunming, y con escalas desde Beijing y Shanghai.
? Imprescindible alojarse en la ciudad antigua, en hoteles como el Bamboo Park, que, recuperando el estilo tradicional Naxi, se abren como una sucesión de patios bellamente decorados.
? Entre las numerosas orquestas de música Dongjing, hay que buscar la manera de coincidir con una actuación de Xuan Ke, su músico más famoso.
? Hay que pagar una entrada por entrar a la ciudad vieja.
? No se puede perder los frescos de Baisha, ni la aldea de Shuhe.
? Para apreciar la comida popular, nada mejor que los aperitivos que ofrecen por la calle. El banquete de los nobles Naxi se puede degustar en el restaurante Rongpo.
›El ambiente de la propia ciudad, y las montañas y valles que la rodean, le ha creado tal fama en China, que los jóvenes consideran una suerte poder viajar al menos una vez en la vida a esta mítica ciudad.‹
Gulangyu
? El ferry desde Xiamen tarda 10 minutos. La isla, vedada a los vehículos de motor, se recorre a través de breves paseos.
? Alojarse en la propia isla es lo más recomendable. El Hotel Gulangyu Villa, en una tranquila bahía, es la mejor opción.
? En Gulangyu abundan las marisquerías. En la calle se pueden ver, muchas veces, algunas muestras de los pescados y mariscos a disposición de los clientes.
? Hay que saber encontrar el equilibrio entre el tiempo dedicado a la playa y los paseos por este museo de la arquitectura colonial.
›El único lugar de China donde los españoles tuvieron una presencia, brevísima, fue precisamente en Xiamen.‹