Cuatro caminos legendarios para patearse Sudáfrica

Recorrer el país africano a pie es la mejor forma de entrar en contacto con la exuberante naturaleza del lugar

Redacción VIAJAR
 | 
Foto: geoffsp / ISTOCK

Costas bañadas por las olas y el sol, montañas y bosques de exuberante vegetación y cálidos y extensos desiertos… Sudáfrica es un país de contrastes y no hay mejor manera para recorrerlo que a pie, entrando en contacto directo con la naturaleza del lugar. Así, te presentamos cuatro caminos diferentes para recorrer el país, donde solo necesitarás unos buenos zapatos y ganas de caminar.

El Camino de Bavia

Ubicado en las gloriosas montañas Baviaanskloof y Wilderness Reserve, se encuentra una caminata dura y desafiante para aquellos que están dispuestos a dejar ir la vida moderna y abrazar la naturaleza. Es, sin duda, un viaje espiritual donde experimentar la naturaleza en su máxima expresión.

Reserva natural de Baviaanskloof | HannesThirion / ISTOCK

El Camino de los Bavianos se puede recorrer a pie o a caballo y toma alrededor de cuatro días en ser completado a través de 93 kilómetros por las montañas Baviaanskloof y la cordillera de Kouga. El primer día comienza con un calentamiento de solo 18 km, pero para el cuarto día, los excursionistas tendrán que recorrer 30 kilómetros antes de terminar. Si se te queda corto puedes completar hasta 137 kilómetros en 10 días hasta el extremo sureste de África en Cabo San Francisco

Cabo San Francisco | wallix / ISTOCK

El Camino Namaqua

El Camino Namaqua ofrece una experiencia completamente diferente, y es que este lleva al excursionista a través de más de 262 kilómetros de costa escarpada. Exige un compromiso físico y mental para ser capaz de caminar entre 21 y 30 km cada día y en todo tipo de clima.

Recorrido del Camino Namaqua | Catherine Withers-Clarke / ISTOCK

La ruta comienza en Hondeklip Bay en Wallekraal, serpentea a través de Naries, Bethelsklip, Buck's Camp, Baievlei, Soutfontein, Varswater, Boulderbaai, Eagles Nest y finalmente termina de regreso en Hondeklip Bay.

Pueblo Hondeklip Bay | Marieke Peche / ISTOCK

De esta ruta puedes esperar paisajes extraordinarios, un sol abrasador, brumas misteriosas, llovizna suave, olas del océano rompiendo a escasos metros y unas vistas infinitas que se extienden más allá del horizonte.

El Camino del Cabo

El Camino del Cabo es una ruta circular de 160 km que se puede iniciar en cualquier punto del camino. Uno de los puntos de partida más comunes es el Santuario de Schoenstatt en Constantia. Cada tramo del viaje tiene una duración de entre 12 y 25 km y recorre desde la periferia de las ciudades hasta playas, viñedos, senderos de montaña y bosques. La esencia del Camino del cabo es 'elegir tu camino', seleccionando el viaje que mejor se adapte a tu temperamento, estado físico y objetivos.

Distrito de Constantia | wilpunt / ISTOCK

Así, puedes elegir desde una caminata de nueve días hasta una de tan solo tres. El Camino del Cabo ha demostrado ser tan popular que se está ampliando por la costa oeste para ofrecer una experiencia de 1000 kilómetros a los peregrinos de todo el mundo

El Camino Tankwa

El Tankwa Camino es quizás el más agotador y exigente de todos los caminos sudafricanos. Este recorrido lleva al excursionista a través de 256,6 kilómetros a través del desierto de Karoo. Es un desafío mental y físico que muchos consideran un peregrinaje del cuerpo y del espíritu. Los caminantes recorrerán un promedio de 27 kilómetros por día, llevando sus mochilas a través de paisajes variados y puestas de sol increíbles y deberán estar preparados para manejar el calor extremo mientras caminan.

Desierto de Karoo | Dawie Nolte Photography / ISTOCK

Para aquellos a los que les apetece probar el Tankwa pero no pueden imaginarse caminar casi 300 kilómetros, hay rutas más cortas disponibles que muestran los magníficos alrededores sin tener que enfrentarse a distancias diarias tan extensas.