Cruceros más populares por el Mediterráneo

El Mare Nostrum afianza este año su protagonismo con Barcelona convertida en su segundo puerto crucerístico.

Para más de 400.000 españoles el destino de sus próximas vacaciones será un crucero por el Mediterráneo, que recalará en Roma, Nápoles y Florencia o en Atenas, Dubrovnik y Estambul. Las compañías dirigidas al público español, como Pullmantur e Ibe- rojet, han visto cómo crecía su número de viajeros al tiempo que aumentaba la importancia de los puertos españoles y su oferta de cruceros se multiplicaba. En especial la de Barcelona, que se ha convertido en el segundo puerto de cruceros más concurrido del Mediterráneo.
Barcelona cuenta con unas previsiones para este año de más de un centenar de nuevas escalas en su puerto, que acaba de estrenar la terminal Palacruceros. La urbe ha sido elegida para el 2008 por buques como el Independence of the Seas -el mayor del mundo-, de la compañía Royal Caribbean, y el selecto Queen Victoria, de Cunard, recién inaugurado. El puerto barcelonés también contará con pequeños cruceros de lujo como los Azamara Cruises o más grandes y de nivel alto como Holland Cruises o NCL.
El tráfico de cruceristas que llegaron a España a lo largo del año 2006 fue de cuatro millones y las últimas cifras del 2007 (de julio) subían esa cantidad un 25 por ciento. Esta afluencia ha contribuido a multiplicar la oferta de puertos como Cádiz, A Coruña o Málaga, uno de los que más se desarrollará durante este año, con propuestas como la del velero Royal Clipper con destino a Civitavecchia.
Las Islas Baleares cuentan con el puerto base de Palma, con siete muelles y una apuesta por los paquetes fly cruise durante todo el año. Tenerife, por su parte, recibirá al Navigator of the Seas.