Desde un satélite: un cráter de un meteorito del tamaño de un coche. ¿Sabes dónde está?

En medio del desierto de Namibia nos encontramos con un espectacular cráter formado hace 5 millones de años por un asteroide del tamaño de un coche. ¿Sabrías encontrarlo en la foto? 

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: ESA - Copernicus Sentinel 2

El pasado 30 de junio se celebró mundialmente el Día del Asteroide, y como no podía ser de otra forma la misión Copernicus Sentinel-2, uno de los satélites de la Agencia Espacial Europea (ESA), nos ha vuelto a mostrar unas imágenes realmente espectaculares.

En esta ocasión nos ha llevado directamente hasta Namibia, un país del suroeste de África que está caracterizado por el desierto de Namib. Y es hasta ese mismo lugar donde nos transporta el satélite para mostrarnos el impacto de un cráter en sus tierras y cuales pueden ser sus efectos.

ESA - Copernicus Sentinel 2

El cráter se encuentra en el Parque Nacional Tsau Khaeb, también conocido como Sperrgebiet, un área de minería de diamantes en el desierto de Namib, al suroeste de Namibia.

ESA - Copernicus Sentinel 2

Los expertos geólogos coinciden en su teoría de que el cráter fue formado por un meteorito del tamaño de un vehículo grande que colisionó con la Tierra hace, nada más y nada menos, que 5 millones de años. Un impacto lejano en el tiempo pero que aún podemos observar hoy en día.

ESA - Copernicus Sentinel 2

El cráter tiene un diámetro de 2,5 kilómetros y tiene 130 metros de profundidad. Además, es un cráter muy visible en medio de las dunas de color rojo ya que sus bordes se elevan a unos 90 metros sobre la llanura que lo circunda.

ESA - Copernicus Sentinel 2

Asteroides... ¿Un peligro para la tierra?

Los meteoritos y los asteroides han ido marcando a través de los siglos, y los milenios, la vida y el comportamiento de la Tierra. Es por eso que la ONU quiere crear conciencia sobre los asteroides que, en muchas ocasiones, pueden poner en peligro a la tierra, un ecosistema frágil a ojos de la inmensidad del universo.

Es por eso que, durante las dos últimas décadas, la ESA ha estado realizando la detección y el análisis exhaustivo de los asteroides cuyas órbitas se acercan a la tierra. A estos objetos se les conoce científicamente como NEO (Near Earth Object).

Crater rojo de Namibia, a vista de pájaro. | nicky39 / ISTOCK

La ESA además, cuenta que existen aproximadamente unos 40.000.000 de NEO por encima del umbral por el cual podría causar daños a la tierra. Un número realmente alto y alarmante que se hace pequeño si pensamos en la inmensidad del universo.

Pero no queda ahí, toda protección a la tierra se queda justa si hablamos de asteroides muy peligrosos. Es por eso que se está desarrollando la misión Hera, una de las primeras misiones que quiere probar la efectividad de la desviación de asteroides.

Así, si se detecta un asteroide que esté en curso de colisionar con la Tierra podremos estar más preparados para actuar contra él. Y es que, el universo no dejará nunca de sorprendernos, maravillarnos y también, de asustarnos con su magnitud…