En el Día Mundial de las Playas recorremos las mejores de nuestras costas

Galicia, País Vasco, Costa Brava, Almería… ¡Lo mejor de la costa española es su variedad! 

VIAJAR
 | 
Foto: Lydia Castro / ISTOCK

Islas Cíes (Pontevedra, Galicia)

Las joyas de la corona de la ría de Vigo tienen nombre propio: Monte Agudo, O Faro y San Martiño. Las islas Cíes, bautizadas “las islas de los dioses” por los romanos, se configuran en un Parque Nacional Marítimo-Terrestre donde la arena blanca y las aguas cristalinas son las protagonistas. Conservadas en un estado prácticamente virgen, la playa de Rodas y la playa de Figueras desprenden una belleza excepcional.

Playa de Cuevas del Mar (Llanes, Asturias)

Playa de Cuevas del Mar. | ISTOCK

La desembocadura del río Nueva en Llanes ha tallado unas insólitas cavidades que dan nombre a esta playa.  Las caprichosas formas de las rocas y a su rica vegetación le han valido para integrarse en el Paisaje Protegido de la Costa Oriental de Asturias.

Playa Primera del Sardinero (Santander, Cantabria)

inFocusDC / ISTOCK

Sus casi dos kilómetros de arena fina se despliegan junto al núcleo urbano de Santander, en el barrio del mismo nombre. Cuando baja la marea, se une a la llamada Segunda Playa del Sardinero, otra playa distinta aunque seguida en la línea de costa. Durante siglos fue un caladero de sardinas, de donde proviene su curioso nombre.

Playa de La Concha (Guipúzcoa, País Vasco)

apomares / GETTY

Símbolo indiscutible de la ciudad de Donosti, La Concha está considerada una de las mejores playas urbanas de Europa. Su longitud supera los 1.300 metros, por lo que la hace idónea para pasear con la incomparable vista del monte Urgull. Además, cada año es uno de los escenarios principales del prestigioso Festival de San Sebastián.

Cala Pola (Tossa de Mar, Costa Brava)

peresanz / ISTOCK

Siguiendo una compleja carretera repleta de curvas, y rodeada además de bosques de pinares y alcornoques, llegamos hasta Cala Pola, una pequeña playa situada a unos 6 kilómetros del centro de Tossa de Mar. Lo más interesante de este lugar son sus aguas, de un llamativo azul turquesa, y toda la naturaleza que rodea la cala.   

Playa de Calblanque (Murcia)

ISTOCK

Situada en el Parque Regional de Calblanque, esta playa es uno de los pocos espacios de costa española que aún se mantiene prácticamente virgen. Calblanque es especial por su árido paisaje, por sus largas y solitarias playas de tonos ocres y por sus formaciones de dunas fósiles, salinas y macizos montañosos.

Los muertos (Cabo de Gata, Almería)

Alberto Paredes / ALAMY

Esta enorme playa, superior al kilómetro de longitud, posee las aguas más cristalinas de toda la costa almeriense. La playa de los Los Muertos se ubica entre Agua Amarga y Carboneras, y advertimos que no es fácil bañarse en ella, pues gana profundidad muy rápidamente y el fuerte oleaje hace acto de presencia con cierta regularidad.

Bolonia (Cádiz, Andalucía)

ISTOCK

Cercana a Tarifa, la conocida playa de Bolonia merece siempre una visita. Su carácter salvaje, su gigantesca duna y sus ruinas romanas de Baelo Claudia, donde encontramos un bello teatro romano con aforo de hasta 2.000 personas, seducen al visitante. Además, Bolonia está considerada como una de las mejores playas de España para hacer wind-surf.

Playa de Papagayo (Lanzarote, Islas Canarias)

_ultraforma_ / ISTOCK

Es una de las calas más famosas de la isla canaria. Posee aguas limpias y cristalinas que son perfectas para practicar actividades tan entretenidas como el buceo o el snorkel. Por otro lado, su forma de bahía la resguarda del viento y hace que apenas reciba oleaje.

 

 

 

 

 

// Outbrain