"Costa da morte 2.0" levará al móvil toda la información turística local

Diecisite municipios de esta preciosa zona del litoral gallego han puesto en marcha "Costa da Morte 2.0", una iniciativa pionera que permite al viajero descargarse en el móvil toda la información, codificada en códigos QR, de sus monumentos, rutas turísticas o enclaves naturales de interés.

Juan José Martin

El escritor y filólogo inglés George Henry Borrow (1803-1881) se quedó prendado durante uno de sus viajes del bravo litoral de la Costa de la Muerte: "Llegamos exactamente al lugar tal que en mi infancia imaginé el Fin del Mundo, después del que sólo habría un mar temeroso, o el abismo, o el caos. Ahora veo a lo lejos, en frente de mí, un inmenso océano, y detrás una larga e irregular costa agreste e imponente. Ciertamente no hay en todo el mundo una costa comparable a la gallega". Dos siglos después, los encantos monumentales, artísticos, culturales y paisajísticos que sedujeron a Borrow pueden disfrutarse a través de las páginas de sus obras o bien recurriendo a las más modernas tecnologías. La Asociación Neria, que agrupa a los 17 ayuntamientos de la comarca, en colaboración con la Diputación de La Coruña y el Plan Avanza del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, ha puesto en marcha Costa da Morte 2.0, una iniciativa pionera en nuestro país que consiste en la instalación de paneles dotados con códigos QR (una especie de código de barras con datos codificados) en los principales monumentos, playas, rutas turísticas o casas rurales de la zona. De este modo, el visitante puede disponer de un completo repertorio de recursos informativos (mapas, historia...) sobre enclaves tan conocidos como el Faro de Finisterre, el Cabo Vilano, el Castillo de Vimianzo o la playa de Traba simplemente enfocando el código QR con su teléfono móvil. Previamente, el viajero habrá tenido que instalar un lector que puede descargarse gratuitamente en www.costadamorte20.com.

El proyecto, que cuenta también con perfiles en Facebook, Twitter, MySpace y en las plataformas de vídeos e imágenes Youtube y Flickr, aspira a desarrollar una amplia estructura informativa en la red para difundir todas las novedades e informaciones de los recursos turísticos de la Costa de la Muerte. Además, con esta iniciativa se desea fomentar la interacción entre los internautas para que expresen a través de las redes sociales sus opiniones, comentarios y experiencias viajeras.

Costa da Morte 2.0, que distribuirá internacionalmente bidibooks turísticos -libros que llevan incorporados códigos QR-, contempla también la utilización de esta tecnología como un método de difusión para las empresas turísticas de la comarca que, a través de la web anteriormente mencionada, pueden diseñar sus propios códigos QR y sus enlaces en las redes sociales para participar en este innovador programa.

Una original idea que nació en el país del sol naciente

El QR (Quick Response Barcode), un código de barras bidimensional que puede contener hasta 7.089 caracteres alfanuméricos, fue creado en el año 1984 por la compañía japonesa Denso-Wave. Desde entonces, su utilización se ha extendido con rapidez por todo el mundo, pero especialmente en el país del Sol Naciente, donde su popularidad es tal que incluso el edificio N Building de Tokio decora su fachada principal con uno de ellos. Además, en la ciudad de Kioto se puso en marcha en marzo del 2005 el primer servicio QR de información a través del teléfono móvil y su ayuntamiento instaló paneles con estos códigos en 170 lugares de interés turístico.