Connemara, la costa esmeralda

El escritor Oscar Wilde definió esta región del condado de Galway como "una belleza salvaje". No le faltaba razón. A pesar de su complicado acceso, la tierra donde John Ford rodó El hombre tranquilo derrocha un paisaje agreste y solitario a orillas de lagos perfectos, fascinación celta, vertiginosos acantilados cortados sobre el agua y encantadores pubs donde se habla en gaélico. Desde la costa se divisan las islas de Arán -Inishmoore, Inishmaan e Inisheer-, ideales para la práctica de deportes náuticos y el cicloturismo. En el Parque Nacional de Connemara, cerca de Letterfrack, se practica el senderismo y el turismo ecuestre sobre pequeños caballos autóctonos. La zona también cuenta con muchas poblaciones de origen celta, como Cong; hermosas abadías como la Kylemore y castillos como el de Aughnamure. Sin duda, el lugar ideal para dormir es Ashford Castle (www.ashford.ie), un castillo del siglo XIII a orillas del Lough Corrib, el segundo lago del país.
www.discoverireland.com/es