Compras por la "Quinta Avenida" de Pamplona

Escoltada por dos grandes espacios públicos, la plaza del Castillo y el "Monumento a los Caídos", la recientemente peatonalizada Avenida de Carlos III se ha convertido en el entorno perfecto para disfrutar de las compras y encontrar sin esfuerzo lo más selecto de los creadores locales.

María Bayón

El moderno aparcamiento subterráneo de la plaza del Castillo ha regalado amplitud a la avenida de Carlos III, protagonista desde 1931 del segundo Ensanche de Pamplona y, hoy, meca del glamour para los amantes del gasto. De arriba abajo, es una avenida espaciosa y elegante, perfecta para el paseo. De derecha a izquierda, un dédalo de calles donde encontrar la ropa más vanguardista, el diseño de interiores más puntero o las tapas más elaboradas de la ciudad.

Una experiencia más que recomendable que bien podría iniciarse tomando un vino en La Botería (1) (Roncesvalles, frente a plaza de toros), una divertida vinoteca que ofrece originales caldos internacionales en su espléndida terraza. No lejos encontramos la archiconocida marca Kukuxumusu (2) (Estafeta, 76), excelente para dar la bienvenida al diseño pamplonica más divertido e irreverente. Desde tazas de loza hasta camisetas y peluches, los entrañables toros de colores nos guiarán con gusto en nuestro periplo por las mejores tiendas de Pamplona.

De vuelta a la avenida, conviene deleitarse frente al celebrado escaparate de la exclusiva tienda de ropa MV Las Palas (3) (avenida Carlos III), un lugar de culto y el mejor sitio para sentirse toda una diva. No muy lejos nos encontramos con otra propuesta vanguardista, MG (4) (Castillo de Maya, 45), un espacio que sorprende por su estudiado diseño y que en sí mismo ya es un muestrario de tendencias. Ropa para él y para ella minimalista y transgresora. Imposible no completar el estilismo sin unos buenos zapatos. En Fini Belzunegui (5) (Felipe Gorriti, 36) encontraremos firmas de lujo como Prada, Miu Miu o Farrutx, y un trato exquisito. Un abrazo para los pies que nos ayudará a llegar más ágiles a nuestra siguiente parada: Salvia (6) (Emilio Arrieta, 6), una perfumería de toda la vida capaz de satisfacer los gustos más exigentes. Además, en sus cabinas de masaje ofrecen sofisticados tratamientos de belleza.

Si lo que buscamos son ideas para renovar nuestro entorno más íntimo, en la calle Olite están las mejores propuestas en diseño de interiores. Otra parada obligada es la del Mercado Municipal (7), protagonista de una remodelación que lo ha convertido en el sitio ideal para hacerse con las mejores delicatessen de la zona. Allí mismo se encuentra uno de los restaurantes más punteros de Pamplona, El Mercao (8) (Tafalla, 7), un espacio diáfano y vanguardista que nada tiene que envidiar a sus iguales del soho neoyorquino. De los mismos dueños que El Mercao, pero con mayor vocación nocturna, encontramos más adelante el restaurante El Goloso (9) (Aoíz, 12), perfecto para ver y dejarse ver. Y nada mejor que empezar a abrir boca con ostras y champán en su impresionante barra de cristal.

El broche perfecto para terminar esta jornada dedicada al placer es dejarse arropar por la mullida elegancia del Gran Hotel La Perla (10) (plaza del Castillo. www.granhotellaperla.com), un clásico de cinco estrellas en constante evolución. El hotel que albergó a personajes tan famosos como Orson Welles, Chaplin o Hemingway (habitación 201) garantiza el trato personalizado y el gusto por el detalle desde hace cuatro generaciones (habitación doble, 150 a 250 euros, consultar promociones). Un consejo: para estar al tanto de la actualidad, sigue todas las actividades de esta zona en su página de Facebook Ensanche Area Comercial Pamplona, porque son muchas y muy apetecibles. Desde noches dedicadas a las compras hasta actings para todos los públicos. La vibrante vida en la calle es otro de los extras de este barrio.