Ciudades perfectas para visitar en primavera

Ya llegó la estación de las flores y las temperaturas se suavizan. Es, tal vez, el mejor momento para viajar por estas románticas ciudades de Europa.

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: SeanPavonePhoto/iStock

Los días se alargan, el sol comienza a calentar (tímidamente) y todo alrededor parece inundarse de color. Repasamos unas cuantas ciudades del Viejo Continente a las que la primavera sienta especialmente bien:

Dublin (Irlanda)

jamegaw/iStock

La capital irlandesa despierta de su letargo invernal para iniciar la época en que se muestra más viva que nunca. Es en primavera cuando tienen lugar sus múltiples festivales gastronómicos y musicales. Entre ellos, Bloom in the Park, el festival de la jardinería que se celebra de forma multitudinaria en el Parque Phoenix. Consiste en una exposición de jardines como si fueran auténticas obras de arte, acompañada de un mercadillo de comida completamente animado.

Oporto (Portugal)

SeanPavonePhoto/iStock / ISTOCK

En estos días más largos, el sol proyecta un juego de luces sobre esas fachadas de colores del barrio de la Ribeira que se reflejan en el Duero. La segunda ciudad portuguesa es uno de los destinos más románticos del mundo y un viaje por estas fechas no hará sino confirmarlo. Un viaje en el que no faltará nunca la cordialidad de sus gentes ni la irresistible gastronomía regada con el vino del que toma su nombre.

Montreux (Suiza)

sam74100/iStock

Esta ciudad a orillas del Lago Lemán, mundialmente conocida por su calidad de vida (y por ser el hogar de Freddie Mercury hasta sus últimos días) ofrece en estos meses primaverales una estampa de lo más bucólica, con el marco de las montañas aún nevadas y esa luz casi mediterránea que incide sobre las aguas. Por eso ahora es el mejor momento para visitar este rincón dotado de uno de los festivales de jazz más aclamados del mundo.

Atenas (Grecia)

ISTOCK

Todas las personas deberían viajar a Atenas al menos una vez en la vida. Y a ser posible hacerlo en primavera, cuando las temperaturas son suaves y aún no se muestra atestada con las hordas de turistas que la invadirán en verano. Es ahora, además, cuando la luz, al caer la tarde, tiñe de oro a la Acrópolis y uno puede fantasear con esta relevante civilización o creer escuchar a los filósofos que marcaron las premisas del mundo.

Liubliana (Eslovenia)

Gatsi/iStock

Tradicional e histórica, pero también moderna y creativa, la capital eslovena es un destino perfecto. Tan lujosa y palaciega como Viena, y a su vez tan vibrante y colorida como cualquier ciudad del sur de Europa. Su bonito entramado urbano (trazado de casas barrocas y art nouveau), sus animados mercados, su conciencia medioambiental y su vena alternativa, conforman un secreto por desvelar.

Amsterdam (Holanda)

dennisvdw/iStock

Ahora que los paseos en bicicleta ya no están tan sujetos al frío, ahora que los jardines como Vondelpark exhiben un cromático manto y ahora que la ciudad se muestra más agradable, despejada… y menos cara, es momento de viajar a Amsterdam donde nunca faltará algo que hacer. Como visitar sus museos, descubrir modernos restauranteso, simplemente, pasear entre sus canales sintiendo a la primavera en la piel.

Dubrovnik (Croacia)

WitR/istock

Esta ciudad croata que se cuela entre las más embriagadoras de Europa es ideal para perderse estos días: recorrer la calle principal Stradun Placa, toda de mármol, que conduce hasta la Torre del Reloj; deambular por las callejuelas estrechas con sus flores sobre la escalera, dar un paseo al atardecer desde lo alto de sus murallas. Por algo es la gran joya del país, especialmente bella en primavera.

Bath (Reino Unido)

csfotoimages/iStock

Declarada Patrimonio de la Humanidad por su hermosa arquitectura georgiana, esta ciudad elegante, señorial y exquisita, ofrece su mejor rostro en esta estación. Un paseo por sus callejuelas que destilan el ambiente de las novelas de Jane Austen, por sus mansiones palladianas y su fotogénico puente de Avon, tiene ahora el atractivo añadido de una luz mágica que intensifica su piedra color miel.