Ciudad de Luxemburgo

Un paseo por los lugares más importantes de la Ciudad de Luxemburgo.

Foto: José Fuste Raga/Corbis

La capital del Gran Ducado de Luxemburgo es sede de muchas de las instituciones y agencia de la Unión Europea pero esto no significa que el turismo de la ciudad sea aburrido y señorial.

La ubicación de Luxemburgo en el mapa, entre laEuropa germánica y la Europa romana hace de esta ciudad una urbe muy interesante culturalmente hablando y es que este pequeño territorio aglutina tres lenguas -alemán, francés y luxemburgués- y mucha historia.

Y para conocer esta historia, la oficina de turismo de Luxemburgo propone a todos sus visitantes el llamado Paseo Wenzel, en honor alrey Wenceslao II, que recorre los barrios más antiguos de la ciudad a través de una agradable paseo a pie.

Otro de los paseos imprescindibles de la Ciudad de Luxemburgo es el de la Chemin de la Corniche, un paseo empedrado que a menudo aparece denominado como "el balcón más hermoso de Europa". Y es que este paseo ofrece unas espectaculares vistas sobre el barrio luxemburgués de Grund y sobre los valles que le rodean desde la Citadelle du Saint Espirit, el sur de la Chemin de la Corniche.

Y entre paseo y paseo nada mejor que descansar pero siempre hay que hacerlo en lugares con encanto como en la Catedral de Notre Dame o en el Palacio Ducal. La primera es de estilo gótico con toques renacentistas y es la catedral de la archidiócesis de Luxemburgo. Además en su interior se halla el Panteón de lo Duques franqueado por dos fieros leones, uno de los lugares más bellos de la ciudad.

En cuanto alPalacio Ducal, es la residencia oficial de los Duques de Luxemburgo. Se encuentra en el casco antiguo, al sur de la ciudad, y fue construido en el siglo XVI como sede del ayuntamiento. Desde finales del siglo XIX es el edificio principal del estado de Luxemburgo.

Pero sin duda, uno de los principales símbolos de Luxemburgo es elPuente Adolfo, un puente de piedra en arco diseñado en colaboración por Paul Sejourné y Pail Ronde entre 1900 y 1903. Este puente une el Boulevard Real, en el barrio de Ville Haute con la Avenida de la Libertad en el barrio de Gare y se puede recorrer en tren.

Otro de los lugares más visitados de la ciudad son las Casamatas de la Pétrusse que no son más que una serie de túneles subterráneos construidos por los españoles en el siglo XVII como defensa de la ciudad durante la Guerra de los Ochenta Años de Flandes.

// Outbrain