Cinco pueblos de España con microclima: perfectos para procrastinar

Aplazamos nuestras tareas para homenajear el Día Mundial de la Procrastinación

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: Juergen Sack / ISTOCK

Ayer fue el Día Mundial de la Procrastinación y, tomando al pie de la letra su etimología, hemos pospuesto para el día siguiente el homenaje a esta acción que, aunque en algunas ocasiones nos pueda traer más de un quebradero de cabeza al posponer responsabilidades, en otras supone el rendirnos ante placeres más gratificantes como pueda ser el viajar.

Siguiendo el hilo de nuestro argumento, hemos querido localizar ciertos pueblos españoles que se caracterizan por hallarse en áreas que cuentan con microclimas. Destinos perfectos para evadirnos de nuestros quehaceres diarios y dedicarnos en cuerpo y alma a la procrastinación.

Aldeadávila de la Ribera

Aldeadávila es el epicentro turístico del Parque Natural de Arribes del Duero. Situado en la provincia de Salamanca, este municipio representa una de las puertas de entrada más recurrentes para adentrarse en esta magnífica Reserva de la Biosfera de la Unesco, Zona de Especial Protección de las Aves y Lugar de Interés Comunitario.

Parque Natural de Arribes del Duero, Aldeavila de la Ribera | Ruben Bermejo / ISTOCK

Las Arribes del Duero, debido a su encajonamiento, es un espacio famoso por su microclima, con temperaturas más benignas en comparación con otras partes del territorio que lo rodean, pudiendo observar crecer con total vigor especies arbóreas como los limoneros. Esto, unido a su gran importancia natural, hace de él un lugar ideal.

Fuente del Cabrero, en Aldeadávila de la Ribera | Jacinta Luch Valero

La buena situación de Aldeadávila en este contexto permite, además, estar a un paso de lugares tan célebres y bellos como el Pozo de los Humos o la presa de Aldeadávila.

Benacoaz

Cada vez es más conocida la particularidad climática de la Sierra de Grazalema en la provincia de Cádiz. Una rareza en el contexto andaluz al tratarse de uno de los puntos con mayores precipitaciones anuales de toda España.

Benacoaz visto desde La Hermita | Arturoborrero

A caballo entre el Parque Natural Sierra de Grazalema y el Parque Natural de Los Arcornocales se encuentra una localidad que, aunque poco conocida con respecto a otras de la zona como la propia Grazalema, es un precioso pueblo con un particular e importante patrimonio.

Arroyo del Señorito, en Benacoaz | El Pantera

Benacoaz, uno de los «Pueblos Blancos» de la provincia de Cádiz, sorprende por su núcleo declarado Conjunto Histórico, con su barrio nazarí y sus callejas empedradas o, ya en los alrededores, por la presencia de los restos del castillo de Aznalmara o la calzada romana.

Banyalbufar

A veces identificamos a Mallorca con sus aguas límpidas, sus idílicas playas o sus encantadoras y bellas calas, pero una buena parte de la isla la ocupa la Sierra de Tramuntana, un sistema montañoso de gran contraste paisajístico y climático con el resto del territorio mallorquín, donde se encuentran situados algunos de los pueblos más bonitos de la región de Islas Baleares.

Banyalbufar, en Mallorca | trabantos / ISTOCK

Banyalbufar, a pesar de su reducido tamaño, es uno de ellos. Una preciosa localidad que se tiende hacia el mar asomándose al mar Mediterráneo a través de su importante paisaje cultural formado por bancales. Una herencia islámica que hoy en día posibilita el crecimiento de cultivos característicos de esta vertiente como las vides.

Banyalbufar, Mallorca | MarkusBeck / ISTOCK

La Torre de Verger o el Port des Canonge nos hacen adivinar dos miradas diferentes a estas tierras, una desde las alturas y otra a ras de mar, dejándonos formar parte de la esencia de esta población costera.

Taganana

El Macizo de Anaga es quizás uno de los espacios naturales más asombrosos de todo Tenerife. El particular clima de esta parte del norte de la isla ha propiciado el desarrollo, sobre una zona de prominentes relieves plagada de barrancos y elevaciones, de una vegetación subtropical que pareciera de otras latitudes, con especies endémicas y una exuberancia que le han valido para ser declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco.

Taganana, Tenerife | percds / ISTOCK

De cara al Atlántico, Taganana es una de las poblaciones que se esconden entre estas montañas y uno de los núcleos de población más antiguos de la isla, guardando en el topónimo todo su legado aborigen.

Taganana, Tenerife | percds / ISTOCK

Las casas blancas del diseminado de esta pequeña localidad forman uno de los mejores conjuntos de arquitectura tradicional canaria, además de constituir un excelente punto para llegar hasta las inigualables playas de arena negra de Almáciga y, sobre todo, Benijo, dos joyas costeras de las Islas Canarias.

Salobreña

Aunque Salobreña es un núcleo que supera los 12000 habitantes, es cierto que para las entidades de población andaluzas representa un agrupamiento de tamaño modesto que podríamos encajar en la categoría de pueblo.

Vistas al Castillo de Salobreña, en Granada | Tomasz Czajkowski / ISTOCK

Se trata de una de las localidades más bonitas de la renombrada Costa Tropical, famosa por su excepcional microclima, que hace posible el cultivo de frutas como los aguacates, los mangos o las chirimoyas.

Lux Blue / ISTOCK

Perteneciente a la provincia de Granada, su castillo de origen nazarí – declarado Patrimonio Histórico Español - preside en lo alto imponente todo el poblado que se extiende a sus pies hasta llegar a la zona de huertas de las partes más bajas y la línea litoral con sus playas y calas, como las de El Caletón o El Pargo.