Los cinco planes imprescindibles en Las Palmas de Gran Canaria para exprimir el verano

Playa, deportes al aire libre, gastronomía e historia, son muchas las posibilidades para enamorarte de la ciudad más cosmopolita de las Islas Canarias

Redacción VIAJAR
 | 
Foto: Juergen Sack / ISTOCK

Las Palmas de Gran Canarias es un destino prioritario durante los meses estivales, pero es mucho más que sol, buen clima y playa. La ciudad más cosmopolita de las Islas Canarias cuenta con una gran agenda cultural para estos próximos meses, que puede compaginarse con su gran oferta deportiva en su conocida Playa de Las Canteras, una rica propuesta gastronómica, y la posibilidad de sumergirte de lleno en sus barrios históricos de Vegueta y Triana, donde seguir las huellas del paso de exploradores y visitantes ilustres.

1. Deporte o descanso en la Playa de las Canteras

La playa de Las Canteras es considerada una de las mejores playas urbanas del mundo: una joya ​en plena ciudad, donde el visitante puede disfrutar del mar y el sol o practicar deportes a pie de arena. Se extiende a lo largo de tres kilómetros, con lo que es una buena opción pasear por su lengua de arena y disfrutar de la experiencia de sus eternos atardeceres.

Playa de Las Canteras | Turismo Las Palmas de Gran Canaria

También es uno de los mejores lugares de la isla para hacer surf, bucear o ​hacer snorkel, navegar en piragua o kayak y practicar tenis playa. Clubes deportivos y escuelas en el entorno facilitan estos entretenimientos para disfrutar del deporte al aire libre tanto a pie de arena como acuáticos.

Kayak en la playa de Las Canteras | Nacho González

Además, el paseo peatonal que acompaña a Las Canteras se encuentra salpicado de terrazas para tomar el aperitivo, desayunar, almorzar o cenar. Algo que convierte a la playa, parque temático natural de Las Palmas de Gran Canaria, en un entorno con una animada vida urbana.

Surf en la playa de Las Canteras | Nacho González

2. Pasear por la historia de Vegueta y Triana

Una de las principales características de Las Palmas de Gran Canaria es ser una ciudad histórica y patrimonial. La ciudad muestra en sus barrios históricos de Vegueta y Triana las huellas del paso de exploradores y visitantes ilustres, y sus edificios han sido testigos del nacimiento de renombrados personajes palmenses como Benito Pérez Galdós o Alfredo Kraus.

Vegueta | Nacho González

Darse un paseo por el barrio de Vegueta, de estilo colonial, es viajar al pasado de una ciudad con más de cinco siglos de historia, que ha sido el paso de personajes históricos como Cristóbal Colón y que ha sufrido la codicia de piratas de diversas nacionalidades por su situación estratégica.

Gabinete Literario | Turismo Las Palmas de Gran Canaria

Hoy en día, el barrio viejo ofrece una estampa única a este lado del océano: una zona de arquitectura colombina, en la que destaca la Plaza de Santa Ana y, a sus extremos, las Casas Consistoriales (el primer ayuntamiento, aún hoy sede de los plenos municipales) y la Catedral.

Casa Colón | Tony Hernández

Los museos como la Casa de Colónel Museo Canario, el Centro Atlántico de Arte Moderno, San Martí​n ​Centro de Cultura Contemporánea o la Casa-Museo Pérez Galdós conforman la oferta cultural de un entorno en el que también se incluyen inmuebles como la Ermita de San Antonio Abad, lugar donde oró el marino antes de cruzar el Atlántico.

Gran Canaria, la isla infinita

3. La cocina asiática una seña de identidad multicultural

Las Palmas de Gran Canaria es un destino con una gran riqueza gastronómica. Una amplia carta en la que se incluye la cocina local típica (imprescindibles las papas arrugadas, la pata de cerdo, el cochino negro, el cherne o la vieja, potajes de verduras y los quesos canarios…), pero también cuenta en su ADN con los sabores del mundo como seña de identidad de sus cocinas y fogones.

Ceviche marinado en leche de tigre nikkei | Turismo Las Palmas de Gran Canaria

Los sabores asiáticos en Las Palmas de Gran Canaria cuentan con un gran recorrido y tradición, gracias a las históricas relaciones comerciales del Puerto de Las Palmas con estos países. Cabe destacar grandes propuestas que se consolidan dentro de la ciudad. Por ejemplo, El Bento Japonés es una experiencia Omakase en Gran Canaria a través de su menú variado y de temporada. El Restaurante Mandu ofrece una completa propuesta de gastronomía coreana, destacando por su carta que hace viajar con cada plato.

La Butaca de Betty | La Butaca de Betty

Por otro lado, La butaca de Betty, en el corazón de Triana, es un pequeño restaurante que destaca por la combinación de ingredientes que presentan sus platos, pues logra una fusión entre la gastronomía filipina y la canaria. Por último, Casa Ari es una propuesta de cocina indonesia, con sencillas propuestas llenas de sabor y con la autenticidad de la cocina oriental.

4. La agenda cultural más viva de Canarias

Si algo caracteriza a la ciudad de Las Palmas de Gran Canarias es su calendario de actividades culturales, festivales, conciertos y eventos. Los meses de verano, la ciudad continúa con una completa propuesta para que todos los visitantes puedan disfrutar de una gran agenda para todos los gustos y edades.

Sala Miller | Sala Miller

Por ejemplo, la Sala Miller, en el parque de Santa Catalina se convierte este verano en un eje musical en Las Palmas de Gran Canaria, con una variada propuesta sonora y escénica que abarca los meses de julio y agosto. El recinto ubicado propone una amplia agenda de conciertos y espectáculos con mucho acento canario e internacional.

5. Pasear junto al mar

Si te gusta descubrir a pie nuevos lugares y grabar en tu memoria rincones y paisajes, no puedes perderte el Sendero Azul y la Avenida Marítima de la ciudad. El Sendero Azul de la Bahía del Confital y la Playa de Las Canteras ofrece múltiples sorpresas a lo largo de siete kilómetros, donde descubrirás en vivo la geología, biología e historia de la zona.

Fondo marino en la playa de Las Canteras | Oliver Bossecker

El recorrido habla de las laderas de El Rincón y su historia geológica, así como de la llegada y evolución del surf y el body board en Guanarteme en la zona de La Cícer. Pero andar no es la única opción que permite el Sendero Azul. Unas gafas y un tubo abren una ventana al fascinante mundo submarino de Las Canteras y el Confital, descubriendo un universo donde aparecen bancos de arena, arrecifes, cuevas marinas, plataformas rocosas, sebadales y aguas libres, el hogar infinito y azul de delfines, ballenas o tortugas.

Sendero Azul | Turismo de Las Palmas de Gran Canaria

Continuando el camino se alcanza la animada zona de La Puntilla, adentrándonos en el corazón de la Bahía del Confital y el Área Marina de la Isleta, integradas en la Red Natura 2000 por su enorme biodiversidad y la necesidad de garantizar su protección. Como curiosidad, en una zona del Sendero Azul se rodó parte de la película ‘Moby Dick’. Avanzando nos acercamos hasta El Confital, el lado más dulce de este mundo salado que nos mantiene a la sombra de los volcanes.

Muelle deportivo | Turismo Las Palmas de Gran Canaria

El otro recorrido, el de la Avenida Marítima de la ciudad, se abre al este, por lo que, si se hace a primera hora de la mañana, se disfruta de la salida del sol en el horizonte. El comienzo del paseo, que se puede hacer a pie, en bici o patineta, puede ser en la Playa de Las Alcaravaneras o a la altura del muelle deportivo Parque de San Telmo o Vegueta. Además de contemplar el skyline del Puerto de Las Palmas, la brisa del mar te lleva hasta el barrio marinero de San Cristóbal y desde allí a la playa de La Laja con sus piscinas naturales donde darse un chapuzón.

Paseo de San Cristóbal | Turismo de Las Palmas de Gran Canaria

El fin de recorrido está en un mirador absolutamente especial para disfrutar de la figura costera de la ciudad y del mar. Un mirador presidido por El Tritón, una escultura de nueve metros de altura, que señala con la mano derecha la ciudad, mientras que, con la izquierda, hace sonar una caracola. En el cercano barrio de la Hoya de la Plata puedes optar por regresar en bus o taxi, o simplemente deshacer el camino con una parada gastronómica en el barrio de San Cristóbal.