Las cinco paradas imprescindibles de Papá Noel camino de España

Lugares de cuento para soñar como niños

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: RolfSt / ISTOCK

San Nicolás, Santa Claus, Papá Noel… El nombre no importa cuando la ilusión es lo que cuenta. El navideño personaje que viaja todos los años desde Rovaniemi, en la Laponia finlandesa, para hacer realidad los deseos de los niños y niñas, aparecerá muy pronto por las chimeneas de nuestras casas tras haber cumplido un periplo planetario con su trineo tirado por renos.

Lo que podemos afirmar, a pesar de no conocerle, es que se trata de un viajero de primera, así que tomaremos buena nota de sus recomendaciones y nos dejaremos guiar por su dilatada experiencia como trotamundos con varias paradas imprescindibles en su camino hacia España.

Trondheim (Noruega)

La antigua capital de Noruega y una de las ciudades más importantes del increíble país de los fiordos, se ubica, precisamente, en el fiordo del mismo nombre.

Jelena Safronova / ISTOCK

Su inconfundible catedral de Nidarosdomen - construida sobre la tumba de San Olav, el vikingo convertido en santo y patrón del país - nos da la bienvenida a una urbe que, a pesar del frío, es un caluroso destino turístico célebre por sus tiendas volcadas con la artesanía y los productos locales. Un lugar en el que se venden artículos únicos propios de la cultura noruega que no podremos encontrar en otras partes del mundo. Además, durante estas fechas, el habitual ambiente comercial se viste de cuento con el famoso mercado navideño de la ciudad.

peeterv / ISTOCK

Gotemburgo (Suecia)

Se trata de la segunda ciudad más grande de Suecia tras Estocolmo. Bañada por el mar del Norte, es una magnífica parada para degustar los pescados y mariscos de esta parte del mundo.

KavalenkavaVolha / ISTOCK

Su icónica plaza de Götaplatsen y la red de canales son algunos de sus mayores reclamos, pero el principal protagonista de la población es sin duda el parque de atracciones de Liseberg, el más grande de Escandinavia, que durante la época navideña se transforma completamente para dar lugar a un mercado navideño – el mayor de Suecia y uno de los mayores del continente -, en el que es posible probar todo tipo de productos y bebidas típicos del país, muchos de ellos procedentes de la Laponia sueca.

Martin Wahlborg / ISTOCK

Mittenwald (Alemania)

Bajamos directamente en línea recta desde Gotemburgo hasta Baviera, donde nos espera la preciosa población de Mittenwald, rodeada de bosques – como indica su nombre – y de elevaciones montañosas que son la antesala de los Alpes.

FooTToo / ISTOCK

Famosa por sus violines, sus casas al estilo bávaro - cuyas fachadas pintadas con dibujos de todo tipo las convierten en parte de un gran museo al aire libre - nos llenan de admiración mientras caminamos por las calles de Mittenwald disfrutando de cada cuidado rincón de la villa, que pareciera un decorado perfectamente diseñado.

foment / ISTOCK

Su importante bagaje histórico la une directamente con España a través del trazado que usaron los Tercios de Flandes durante más de cincuenta años, hace ya cuatro siglos, cuando fue un lugar de paso del conocido como «Camino Español». Un camino que el mismísimo Miguel de Cervantes nombra en su obra.

Zermatt (Suiza)

Si decimos «Matterhorn» quizás no lo conozcamos, pero si decimos monte Cervino, seguramente muchos de nosotros reconoceremos rápidamente al pico más famoso de los Alpes y el símbolo de Suiza, con su inconfundible silueta puntiaguda.

mbbirdy / ISTOCK

Y, justo a los pies del Cervino, nos encontramos con Zermatt, una encantadora población en la que se entremezclan a la perfección las típicas casas de madera y los más lujosos hoteles y restaurantes.

georgeclerk / ISTOCK

Tratándose de la puerta de entrada de una de las estaciones de esquí más emblemáticas de Suiza y la más alta del mundo, sobra decir que los deportes de invierno y el montañismo son las grandes tentaciones de Zermatt.

Rochefort en Terre (Francia)

Toda la fuerza y el carácter bretón se conjugan en Rochefort en Terre, uno de los pueblos más bonitos de Francia.

Musat / ISTOCK

Casas y calles medievales, torres, el castillo y sus murallas… Construcciones de cuento engalanadas como si hubieran salido de una postal, mientras cada tienda y cada mínimo detalle de la decoración parecieran salir a nuestro paso para invitarnos a sumergirnos en la vida de la villa.

Cezary Wojtkowski / ISTOCK

Si durante todo el año Rochefort en Terre nos cautiva, durante la Navidad nos acaba de enamorar, con su cuidada y nutrida iluminación de miles de bombillas que aparecen por doquier para crear una atmósfera de ensueño, alumbrando sugerentes puestos y talleres artesanos.