Los cinco monumentos más bellos (y antiguos) de Melilla

Melilla la Vieja es la parte más antigua de la ciudad. Con los años, los vecinos han dado en llamarla también el pueblo o la ciudadela. Tal es su valor que en 1953 fue declarada Conjunto Histórico Artístico.

Manuel Mateo Pérez
 | 
Foto: pabkov / ISTOCK

Iglesia del Sagrado Corazón

La iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, frente a la plaza de las Cuatro Culturas, es el edificio cristiano más representativo de Melilla. El templo es neogótico, posee un campanario en su centro y un conjunto de capillas barrocas en el interior. El retablo mayor acoge imágenes religiosas de gran mérito. Otros templos históricos son la iglesia de la Concepción y la Capilla de Santiago, situadas en el interior del primer recinto de Melilla la Vieja.

Los aljibes

MaestroBooks / ISTOCK

El foso de Santiago separa los tres primeros recintos del más antiguo y grande. A él se accede por las puertas de Santiago y la Marina. El primer recinto fue construido entre los siglos XVI y XVIII. La plaza de las Peñuelas, empinada e irregular, está rodeada por edificios de gran valor histórico. Aquí están los aljibes que saciaron la sed de los habitantes de Melilla la Vieja hasta mediados del siglo XX. A uno de los lados se levanta la capilla de Santiago, una de las pocas nuestras góticas que posee el continente africano. Frente a ella abren los almacenes de las Peñuelas

La Iglesia de la Concepción

En la plaza Pedro de Estopiñán se halla el Museo de la Ciudad, coronado por la Torre de la Vela y flanqueado por la batería de la Muralla Real. Una madeja de calles estrechas conduce hasta la iglesia de la Concepción, el templo cristiano más antiguo de la ciudad. Sus obras se iniciaron en 1657. La fachada lisa y encalada luce una bella portada y una pequeña hornacina donde se venera a la imagen titular de la iglesia. El interior está dividido en tres naves a cuyos lados se suceden capillas de aliento barroco. El altar y el retablo mayor están presididos por la talla de Nuestra Señora de la Victoria, patrona de la ciudad.

El Triángulo de Oro

MaestroBooks / ISTOCK

El Ensanche Modernista responde a las necesidades de crear nuevos espacios públicos, ordenados según las pautas imperantes en el urbanismo de principios de siglo XX en Melilla. Fue entonces cuando se desvió el cauce del río Oro y se estableció un centro geométrico en torno a la actual plaza de España. Los principales edificios modernistas están en el llamado Triángulo de Oro, un conjunto de calles delimitadas por las avenidas Reyes Católicos y Juan Carlos I con el parque Hernández y la plaza de España. Melilla posee más de doscientos edificios modernistas.

La sinagoga y el templo hindú

La Sinagoga de Or Zaruah está en el centro histórico de la ciudad, en la bocacalle de López Moreno. Proyectada por el arquitecto modernista Enrique Nieto, las obras de la sinagoga terminaron en 1924. En su decoración resaltan los juegos de arcadas y los símbolos hebraicos. Próximo está el Oratorio Hindú, un pequeño templo construido a mediados del siglo XX, situado en la avenida de Castelar. Para acceder a estos dos templos es necesario pedir permiso a los representantes religiosos de cada comunidad.