Cinco maravillas de Reino Unido… para no tener que ir siempre a Londres

Destinos naturales para escapar del asfalto

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: WhitcombeRD / ISTOCK

Vale que la capital británica es siempre un viaje apasionante, pero, desperdigado por todo el Reino Unido, hay un conjunto de maravillas más sorprendentes y menos explotadas. Estos son algunos destinos de naturaleza que son el contrapunto a Londres:  

1. Los Costwolds

Está a sólo dos horas del bullicio de Londres y es uno de los refugios preferidos de los urbanitas. Una asombrosa región dibujada con un paisaje de colinas en las que pastan ovejas melenudas y con un rosario de villas de piedra de color miel que condensan la imagen típica de la Inglaterra rural. Perderse por Cheltenham, uno de los municipios mejor preservados; admirar la histórica catedral de Gloucester; maravillarse con el castillo de Berkely o aspirar la esencia tradicional inglesa en Bilbury, Burford o Bourton-on-the-water son algunas de las actividades que aguardan en este destino.

Cotswolds | oversnap / ISTOCK

2. Lake District

Esta bucólica comarca perteneciente al condado de Cumbria, al noroeste de Inglaterra, es el mayor parque nacional del Reino Unido y el segundo lugar más visitado después de la capital. Aquí encontramos suaves colinas, bosques de tilos y secuoyas y encantadoras aldeas ocupadas por pintorescos cottages de madera. Pero sobre todo, encontramos dieciséis lagos plagados de nenúfares que permiten bonitas caminatas, paseos en bici o a caballo o toda una gama de deportes náuticos.

Lake District | ChrisHepburn / ISTOCK

Los diez lugares Patrimonio de la Humanidad más populares del Reino Unido

3. Isla de Skye

Los paisajes más impactantes de Escocia se concentran en esta isla, la más famosa de las Hébridas, conectada con tierra firme a través de un larguísimo puente arqueado. Valles salvajes, una costa dentada y colinas encendidas en verdor. Una naturaleza exuberante salpicada de castillos por los que parece que el tiempo se ha parado.

Isla de Skye | 1111IESPDJ / ISTOCK

4. Parque Nacional de Snowdonia

Es el lugar más impactante de Gales por su paisaje conformado por montañas sin rastro de vegetación en las cumbres, pero cuajadas de bosques de hayas, robles, castaños, avellanos o abetos en el fondo de los valles. Un territorio perfecto para el senderismo y la bicicleta, pero también para ver desfilar maravillas naturales en un tren de vapor o volar a más de 130 km por hora en la tirolina más larga y rápida de Europa. Aquí se encuentra Snowdon, la montaña más alta de Gales (1.085 metros) y Llyn Tegid, el mayor lago natural. Por supuesto, también un escarpado litoral envuelto por la belleza de las poblaciones costeras galesas.

Parque Nacional de Snowdonia | lloyd-horgan / ISTOCK

5. La Calzada del Gigante

A la actividad volcánica de hace la friolera de 60 millones de años se debe este lugar emplazado en Irlanda del Norte, más concretamente en la costa de Antrim. Unas 40.000 columnas de basalto de peculiares formas geométricas, algunas de más de 160 metros de altura, que descienden hasta el océano Atlántico. Por tratarse de uno de los espacios naturales más extraordinarios de Europa, este rincón ha sido declarado Patrimonio Mundial. Y como en todas las maravillas, no falta la leyenda: fue un gigante guerrero el que la construyó para cruzar hasta Escocia y luchar contra sus enemigos.

Calzada del Gigante | Aitormmfoto / ISTOCK