Centros para los amantes del naturismo

Jaime González de Castejón

Hace más de cinco décadas que las costas de Croacia fueron detectadas por los naturistas como jardines a su medida. Las primeras aventuras se vivieron -con permiso de las autoridades- en la Isla de Rab, situada entre Istria y la costa croata frente al Mar Adriático. Hoy son muchos, a lo largo de todo el litoral, los enclaves con instalaciones diseñadas para que los amantes del nudismo disfruten del mar y los deportes a sus anchas. En la península de Istria destacan un par de centros: el Koversada en Vrsar -www.maistra.hr. 00 385 052 800 250-, con 119 apartamentos, 215 villas y un camping de 1.700 plazas, además de dos mercados, tiendas, restaurantes y posibilidades para practicar un sinfín de deportes; y El Valalta, en Rovinj -www.valalta.hr. 00 385 052 804 800-, desarrollado en un área que ofrece camping, diferentes tipos de bungalós, playas, piscinas, restaurantes, boutiques y un puerto náutico por donde pasear como Dios nos trajo al mundo.