Celebra el centenario de Jungfraujoch

Un siglo después de su inauguración, la estación de Jungfraujoch se ha convertido en uno de los destinos favoritos de los turistas que visitan Suiza. Anualmente 700.000 personas utilizan este tren cremallera. En 2010, la Jungfraubahn Holding AG, empresa propietaria del servicio, obtuvo beneficios por valor de 22,6 millones de francos y mantuvo una plantilla de 650 empleados. Curiosamente, el 60 por ciento de los visitantes proviene del continente asiático. Una de las principales atracciones de la estación es el Palacio de Hielo, una caverna de 1.200 metros cuadrados excavada sobre el hielo. Los turistas pasean por sus pulidos pasillos a tres grados bajo cero arropados con unas chaquetas térmicas de última generación.