Catas de pan: la última experiencia foodie

¿Sabes explicar con precisión qué es eso de la masa madre? ¿Eres capaz de distinguir entre una elaboración artesanal y una producción industrial en serie? ¿Quieres saber la respuesta a la eterna cuestión de si el pan engorda?..Todo esto y mucho más es lo que puedes aprender en lo que es el último grito para los amantes de la buena mesa: las catas de pan. Sí, como las del vino o el aceite, pero con mucha más miga

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: ansonmiao

La experiencia llega de la mano de Pan Delirio (https://pandelirio.es/), el obrador gourmet que, en apenas un año de vida, ha logrado hacerse un hueco de honor entre las panaderías más codiciadas de Madrid. Un obrador que reivindica los valores del pan tradicional (la masa madre, la levadura salvaje, la fermentación natural) y que en su elaboración artesana emplea sólo harinas ecológicas, molidas a la piedra y sin aditivos.

Redacción Viajar

Para todos los gustos

Javier Cocheteux (padre) y Javier Cocheteux (hijo) son los artífices de este galardonado nuevo templo, que desarrolla su actividad desde un coqueto local del Barrio de Salamanca, abierto de lunes a domingo. Aquí elaboran diariamente hasta 14 tipos de deliciosos panes diferentes. Como el de espelta, el de pasas y nueces, el de centeno 100% integral, el de tomate cherry con albahaca, el de aceitunas con aceite de oliva extra virgen... Un catálogo que es el resultado de la pasión, el cariño y la paciencia de este proyecto familiar al que han dado tan bonito nombre. “Fermentaciones lentas, reposos en frío y horneados a la piedra consiguen potenciar el sabor de nuestros panes”, explican los dueños.

Para conocer precisamente el trabajo que hay detrás y para entender los diferentes conceptos que entran en juego en la elaboración artesana, ambos han ideado las catas de pan (aunque ellos prefieren llamarlas también “talleres o coloquios”) que tienen lugar todos los martes en el propio obrador, de 18.00 a 19.00 horas. Son gratuitas, abiertas al público en grupos de 12 personas (se pueden reservar en su web) y en ellas, por supuesto, se tiene ocasión de degustar sus exquisitos productos.

Catas que, como en otras variedades, tienen un componente de ojos, de nariz y de boca. Conocer el color y la estructura de la corteza y la miga; olfatear la intensidad y los aromas de la harina, de la fermentación y del horneado; distinguir la textura, la acidez, el cuerpo o la persistencia del sabor. Hay un antes y un después en la apreciación del pan.

Redacción Viajar

Alimento saludable

También sirven para despejar las dudas que asaltan en el universo del alimento que más ha calado en la historia, la religión y la cultura popular. El alimento que protagoniza milagros del acervo religioso, que es símbolo de la prosperidad cuando viene bajo el brazo y que preside la mesa desde las más tempranas evidencias de la civilización hasta los últimos fogonazos de nuestros tiempos. “Ese pan demonizado a veces por la sociedad cuando lleva alimentando al ser humano desde hace 14.000 años”, aclara Javier padre.

Estos encuentros de Pan.Delirio suponen además la ocasión perfecta para descubrir otras delicias que también salen de su horno. Porque, ojo, que en este obrador no sólo encontramos pan, sino también una delicada bollería a la que resulta imposible resistirse. Elaborados con las mejores materias primas, encontramos palmeras, trenzas, croissants, bandas de manzana, cookies, magdalenas de espelta y limón, brownies… y un exquisito pain au chocolat.

Redacción Viajar

El mejor Roscón de Reyes del mundo

Pero el producto estrella del obrador es el Roscón de Reyes, el motivo por el que empezó todo. “Nuestro sueño era compartir este producto único que elaboramos como se hacía hace 60 años, mediante un delicado proceso natural y artesano y, por supuesto, sin conservantes”, explican los Cocheteux. Un roscón que se puede consumir todo el año tal cual lo degustamos en estas fechas (fuera de la temporada navideña se elabora bajo pedido) o en el formato de sus ya míticos Delirios, unos pequeños bollos de la misma masa que son como mini-dosis para los adictos a este dulce.