Castilla y León apuesta por el turismo enológico en 2016

Castilla y León se presenta como destino turístico enológico de primer orden con motivo de las próximas vacaciones navideñas.

Bajo el lema "La Navidad que sueñas cerca de ti. Castilla y León destino enoturístico", la comunidad autónoma ha presentado sus propuestas turísticas con el apoyo de sus cinco Rutas del Vino certificadas: Vino de Rueda, Ribera del Duero, Arlanza, Cigales y El Bierzo.

Así, Castilla y León se presenta como un destino ideal para una escapada en cualquier época del año gracias a sus atractivos culturales, patrimoniales y gastronómicos incluidos en sus propuestas para toda la familia. Además, hace hincapié en su potencial como destino de turismo de interior gracias al valor de su patrimonio histórico y natural, así como a su oferta enogastronómica.

En este sentido, la Ruta del Vino de Rueda incluye localidades llenas de historia como Madrigal de las Altas Torres, Olmedo, Tordesillas o Medina del Campo, una historia narrada en museos y centros de interpretación. Pero también forman parte de esta ruta queserías, establecimientos especializados, repostería, una gran diversidad de alojamientos, balnearios e incluso una tonelería así como restaurantes, algunos de ellos con estrella Michelín, donde se sirven los productos más famosos de la tierra: lechazo, cochinillo, quesos y, por supuesto, vinos.

De este modo, según afirma la Consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, María Josefa García Cirac, el vino "se ha convertido en un motor de desarrollo fundamental, que facilita la desestacionalización y que se percibe como una fantástica manera de conocer Castilla y León".

Esta comunidad será protagonista también en 2016 por la prevista llegada del AVE a Zamora que se unirá a la reciente conexión con la alta velocidad que ya disfrutan León y Palencia. Finalmente, la localidad zamorana de Toroacogerá la exposición de Las Edades del Hombre.