Cartagena, un recorrido por la ciudad de los 3.000 años

Seguimos la huella de los pueblos que han moldeado la esencia de esta urbe murciana

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: Hakat / ISTOCK

Pocos lugares han cambiado tanto de mano como esta ciudad de Murcia estratégicamente situada al abrigo de una bahía. Tantas han sido las civilizaciones que han ocupado Cartagena que su rastro ha quedado diseminado en múltiples huellas arqueológicas. Recorrer su geografía urbana no sólo supone descubrir un patrimonio impresionante sino también protagonizar una aventura: la de subirse a la máquina del tiempo para emprender un viaje de tres mil años.

Gannet77 / ISTOCK

¿Cuáles han sido los pueblos que hacen que esta ciudad mediterránea sea hoy un santuario de historia? Desde que el general Asdrúbal la fundara en el año 227 antes de Cristo, Cartagena ha sido Qart Hadasht para los cartagineses, Carthago Nova para los romanos y Carthago Spartaria para los bizantinos, antes de ser tomada por los visigodos para después ser conquistada por los musulmanes bajo el nombre de Qartayannat al-Halfa y, finalmente, incorporada a la corona de Castilla, donde se convirtió en una de las bases navales más importantes de España.

LUNAMARINA / ISTOCK

Los primeros pobladores

Hoy cada uno de los monumentos que quedó de cada época histórica desvela un episodio del pasado. Hurgando en el tiempo damos con la construcción más antigua: la Muralla Púnica, del siglo III a. C, con su correspondiente y didáctico centro de interpretación. Un lugar en el que se puede repasar un significativo episodio: el de las Guerras Púnicas entre cartagineses y romanos.

bsanchezsobrino / ISTOCK

Siguiendo el ritmo cronológico descubriremos la joya de la corona: el teatro clásico, construido durante la ocupación del magno imperio en el año 44 a. C. y descubierto por casualidad en 1988. Al emperador Augusto se debe este majestuoso recinto que tenía capacidad para 6.000 personas y que se erigió, imponente, en el cerro de la Concepción, la más alta de las cinco colinas que custodian la ciudad. Hoy está comunicado a través de corredores subterráneos con el Museo del Teatro Romano, proyectado por Rafael Moneo, que además de mostrar valiosas piezas, conduce a los visitantes hasta el interior del monumento.

borchee / ISTOCK

Una de romanos

La huella clásica continúa en el Augusteum, el templo dedicado al emperador (donde podremos empaparnos de la magnificencia con la que se revestía el culto al poder imperial), y también en el Museo Arqueológico, levantado en torno a una necrópolis del siglo IV d. C.

Rudolf Ernst / ISTOCK

Piedra a piedra a lo largo de su patrimonio arqueológico, nos plantamos en la Edad Media con el Castillo de la Concepción, una fortaleza del siglo XIII desde la que se otea el perfil de las costa. Y de ahí a finales del siglo XVII con el Fuerte Militar de Navidad, que constata el sistema defensivo de esta ciudad, obligada a protagonizar tantos capítulos bélicos.

ChrisHepburn / ISTOCK

Tiempos modernos

La ruta nos conduce a tiempos más próximos de la mano de monumentos como la Basílica de la Caridad, patrona de Cartagena, que data de 1893 y goza de una cúpula neoclásica. Y por si fuera poco, se puede hacer un recorrido modernista, cuyo origen se debe a la acaudalada burguesía del siglo XIX, que ideó palacetes, casonas, hoteles y hasta una estación de ferrocarril con este novedoso estilo.