¿El carril bici más bello del planeta? Te permite pedalear sobre 'La noche estrellada' de Van Gogh

Está situado entre las localidades neerlandesas de Nuenen y Eindhoven y recorre 600 metros de luz y plasticidad...

Redacción Viajar
 | 
Foto: Marc Bolsius/Van Gogh Brabant

Nuenen es el pueblo holandés donde Vincent Van Gogh pintó su primera obra maestra, Los comedores de patatas, inspirado en la dura vida de los agricultores de su época. Sus alrededores también le sirvieron de inspiración para otros cuadros, como el molino de agua de Opwetten. Y es precisamente por Nuenen, donde Van Gogh vivió de 1883 a 1885 (dos años en los que pintó 200 cuadros), por donde pasa la ruta ciclista de Van Gogh, que conecta todos los lugares y paisajes de interés relacionados con la vida y la obra del pintor en Brabante, su patria.

600 metros de carril con miles de piedrecitas luminosas.  | Marc Bolsius/Van Gogh Brabant

Uno de los carriles bici de dicha ruta es el Van Gogh-Roosegaarde, que une el molino de agua de Opwetten en Nuenen y el molino de agua de Col en Eindhoven. Recibe ese nombre por su creador, el artista holandés Daan Roosegaarde, quien se inspiró en el cuadro La noche estrellada del genio para su diseño. El cuadro, actualmente en el MoMA de Nueva York, fue pintado por Van Gogh en junio de 1889 durante su estancia en el monasterio de Saint-Paul-de-Mausole en la localidad francesa de Saint-Rémy, a unos 30 kilómetros de Arlés.

Diseñado por Studio Roosegaarde.  | Pim Hendriksen.com/Studio Roosegaarde

El carril bici, creado por Studio Roosegaarde y Heijmans, se ilumina gracias a miles de piedras diminutas colocadas en un tramo de 600 metros y permite a los ciclistas que se sientan como pedaleando dentro del cuadro, toda una experiencia poética y plástica. Dichas piedras cuentan con una tecnología que les permite cargarse durante el día y emitir luz por la noche. De ahí que Nuenen se haya convertido en uno de los destinos turísticos en los que es necesario hacer noche para disfrutar de experiencias como este carril bici luminoso.

Ahora bien, la luz es lo más sutil posible con el fin de garantizar una mínima intrusión en el hábitat de los animales de los alrededores. Y gracias a la iluminación del propio carril bici no es necesario un alumbrado público adicional. El carril bici Van Gogh-Rooseggarde es parte de la colaboración entre la provincia de Brabante Septentrional, el municipio de Eindhoven, la Van Gogh Brabant, VisitBrabant, Eindhoven 365 y Routebureau Brabant.

La luz es lo más sutil posible para no alterar el entorno.  | Pim Hendriksen.com/Studio Roosegaarde

CÓMO LLEGAR AL CARRIL BICI

Si vas en coche, se recomienda aparcar en la intersección de Wolvendijk y la autopista A270 y luego ya coger la bici. En transporte público, el autobús número 6 desde la estación de Eindhoven te lleva al lugar; hay que bajar en la parada de autobús de Koudenhoven y caminar 600 metros.

EL MUSEO VINCENTRE

Además de recorrer este iluminado carril bici, en Nuenen se puede seguir la luz de Van Gogh en el Museo Vincentre. Este, que cuenta la historia de la vida y el trabajo de Vincent en Nuenen, actualmente está preparando una sala dedicada al estudio de la luz en la obra de Van Gogh, la Vincent’s Lightlab, desarrollada en colaboración con la empresa ASML de Eindhoven.