Capri, la mitológica isla donde se refugian las sirenas

La encontramos en el sur de Italia y es una joya que ha destacado siempre gracias a sus encantos naturales...

Lucía Martín García
 | 
Foto: Janoka82 / ISTOCK

Está situada en la región de Campania y frente al Golfo de Nápoles. Capri vive rodeada de mitología y leyendas ya que según las palabras de Homero, es la isla donde se esconden las sirenas. Los lugareños también lo cuentan, que una vez fue su legendario refugio y que su canto hechizaba a los marineros conduciéndoles a la perdición y encallando sus barcas en los arrecifes.

Isla de Capri, Italia.  | Angelafoto / ISTOCK

La isla queda a 40 minutos en ferry desde Sorrento y a una hora, también en ferry, desde Nápoles. Es su clima suave y su gran belleza natural, lo que convierten este entorno en un lugar único. Sin olvidarnos de los restos arqueológicos que aún se puede encontrar en diferentes villas romanas dentro de la isla.

Costa de Capri, Italia.  | spooh / ISTOCK

Dentro de Capri podemos encontrar lugares de gran valor paisajístico pero también podemos dejar que las calles que componen su casco histórico nos sorprendan, o incluso podemos experimentar que se siente al dar un paseo en barco por sus cristalinas aguas. Su arquitectura se encuentra envuelta en un mural de montañas conformando un inigualable enclave natural. 

Isla de Capri, Italia.  | RomanBabakin / ISTOCK

Un puerto a todo color

Recibe el nombre de Marina Grande y es el principal dentro de la isla. Sus orígenes son remotos: los romanos, en la época de Augusto, ya utilizaban el puerto de Marina Grande como vía de acceso a la isla de Capri. Numerosas barquitas y casas multicolor componen el paseo marítimo desde el cual se puede acceder en funicular la famosa Villa Jovis de Capri, situada en lo alto de la montaña. 

Puerto de Capri, Italia.  | Angelafoto / ISTOCK

Villa Jovis (Villa Júpiter) es un palacio romano que se encuentra en la cima del Monte Tiberio, la segunda cumbre más alta de la isla. Aún se conserva gran parte de la estructura y en su interior se puede apreciar parte del pavimento original de ladrillo, un vestíbulo compuesto por cuatro columnas y una loggia imperial situada en la cima donde permanecen los restos de un antiguo Specularium usado para la observación de los astros. 

Villa Jovis, en capri, Italia.  | capri.com

Desde el puerto de Marina Grande también se pueden realizar excursiones en barco para recorrer los alrededores de la isla de Capri. Una de las actividades más populares es la visita a la famosa Gruta Azul. 

Gruta Azul en Capri, Italia.  | PleskyRoman / ISTOCK

La cueva más famosa de la isla es conocida por el intenso color azul que se puede ver en su interior que consigue recorrer las paredes y el techo con su reflejo. La única manera de visitar este mágico lugar es en barca, lo que le otorga un mayor encanto y un especial atractivo a la experiencia. 

El punto más alto 

Monte Solaro, en Capri, Italia.  | mikolajn / ISTOCK

Para muchos, el lugar desde donde conseguir las mejores vistas de la isla. El Monte Solaro se encuentra a 589 metros sobre el nivel del mar, y es por lo tanto, el punto más alto de Capri y desde donde se pueden obtener las mejores panorámicas. Desde aquí la vista se extiende por toda la isla de Capri, la bahía de Nápoles y la costa de Amalfi y alcanza ver hasta las lejanas montañas de Calabria. 

Vista de la isla de Capri, Italia.  | LukeWaitPhotography / ISTOCK

Las piedras icónicas de la isla

Son un icono de Capri, un signo identificador de la isla y sin duda, un reclamo turístico. Los Faraglioni son un conjunto de picos rocosos que pertenecen al mismo macizo de la isla pero que a lo largo de los siglos se han ido separando y modelando gracias a la acción de los agentes naturales como el agua, el viento y las corrientes marinas. 

Los Faraglioni de Capri, en Italia.  | Gabriele Maltinti / ISTOCK

Son cuatro rocas las que componen este paraje natural. Faraglione de Tierra o Saetta (Rayo), el mayor, con 109 metros de altura, es el único que aun permanece unido a la isla. Faraglione Medio o Stella (Estrella) con una abertura en su interior, 81 metros de altura y 60 de largo, recibe su nombre en honor a Madonna della Stella. Encontramos también los Faraglione Faraglioni Fuori y Scoglio del Monacone algo más apartados y donde habitan especies naturales poco comunes como el Lagarto Azul. 

Los Faraglioni de Capri, Italia.  | Jacqueline Cooper / ISTOCK