Capadocia desde un globo

Una de las excursiones típicas de la Capadocia turca es avistar su curioso relieve desde un globo aerostático.

Foto: Bertrand Gardel/Hemis/Corbis

El Valle de las Chimeneas de Hadas, el Valle de las Espadas, Goreme y su museo al aire libre o las moradas de los trogloditas son algunos de los encantos de la Capadocia que se puede disfrutar a pie y desde el cielo.

Son muchas las agencias que ofrecen esta experiencia con la que conocer una de las zonas más curiosas del planeta. Y es que Capadocia, en la zona central de la península de Anatolia se caracteriza por su paisaje cárstico y por sus extrañas formaciones rocosas en las que el ser humano ha construido refugios desde épocas ancestrales. Famosas son las cuevas y las ciudades subterráneas que llegan a tener hasta ocho niveles por debajo de la superficie.

Pero si nos quedamos en la superficie, una de la manera más rápida, sencilla y mejor -si no se sufre de vértigo- son los vuelos en globo aerostático. Estos vuelos comienzan con la recogida en el hotel entre las 5 y las 6 de la mañana para llegar hasta el punto de encuentro donde los organizadores ofrecen café, té y algo de comer. Estos vuelos suelen durar entre una y dos horas y tienen un coste de entre 160 euros los vuelos estándar y hasta 1.200 euros los vuelos privados.

Algunas de las agencias que ofrecen estos vuelos son Sky Way Ballons, Balon Turca, Anatolian Ballons y Sultan Balloons.

// Outbrain