Gran Canaria, el destino que cautiva

Érase una vez…

Viajar para Gran Canaria
 | 
Foto: Turismo Gran Canaria

Un lugar paradisíaco, con playas eternas, gargantas de gran belleza, un entorno salvaje por explorar, bosques para soñar, barrancos formidables… ¿Lo imaginas? Ese lugar de cuento existe, es Gran Canaria.

Majestuosidad y grandeza se unen en esta isla convirtiéndola en un destino de lujo perfectamente conectado con los principales aeropuertos europeos. Un mundo para descubrir, un edén en medio del océano en el que parece que tocas el cielo con las manos mientras mantienes los pies en la tierra. Casi la mitad de su superficie es territorio protegido, un patrimonio natural compatible con un disfrute responsable que hace que el visitante se mantenga en constante contacto con una naturaleza virgen y bruta

Con una gastronomía única, es el único lugar de Europa en el que se cultiva café, platos exquisitos, repostería para satisfacer a los más golosos y un icónico ron; Gran Canaria es además una tierra de historia, cultura y ocio. Arquitectura propia, casas de estilo colonial y pueblos como Agaete, Mogán o Tejeda que son uno de sus secretos mejor guardados.  Gentes acogedoras y un clima cálido para disfrutar del sol durante todo el año hacen de la isla la opción perfecta para disfrutar en familia y descansar.

236 kilómetros de costas de los cuales 60 son playas, todo un mundo azul en el que hay opciones para todos los gustos: desde playas gigantes hasta íntimos y encantadores rincones. Y un enorme desierto de dunas que acaba en el mar. No hay un solo día en el que el paisaje sea el mismo.

Una isla de cuento. Una tierra de fantasía que cautiva al viajero.

// Outbrain