La Caminera, un hotel en la Mancha con aeródromo propio

¿Te imaginas llegar a tu hotel a bordo de un jet privado? Nos escapamos a la Caminera, un retiro de paz en la Mancha con aeródromo propio.

Macarena Escrivá
 | 
Foto: VIAJAR

El lujo rústico es una realidad. Cada vez nos gustan más los hoteles en el campo que cuidan hasta el más mínimo detalle. Es más, si podemos escaparnos sin necesidad de abandonarlos en ningún momento, nos aseguramos que la experiencia será completa.

VIAJAR

Y esto es lo que hemos descubierto en La Caminera Club de Campo, un hotel de cinco estrellas en el corazón de la Mancha. Sin duda, lo que más llama la atención a priori de este hotel, es que cuenta con un aeródromo propio y una pista de aterrizajes y despegues de más de 1 400 metros de longitud. ¿El plan? Llegar directamente con tu avión privado o en coche y disponerte a disfrutar de una experiencia en torno al lujo más campestre.

Desconexión en el campo

VIAJAR

Desconexión. ¿Cuántas veces buscamos evadirnos de la realidad y dedicarnos a nosotros mismos en cuerpo y alma? La Caminera es un hotel destino en sí mismo. Ubicado en lo alto de una atalaya, se presenta como un lugar perfecto para la tranquilidad. Sus 61 habitaciones gozan de vistas privilegiadas sobre el paisaje de la finca y el club de golf y cuentan con todas las comodidades para hacer de tu estancia algo inolvidable: decoración campestre y moderna, camas king size, baños con bañeras de hidromasaje, duchas de sensaciones y amenities de la prestigiosa firma francesa L'Occitane.

VIAJAR

No te olvides de abrir el minibar, porque es uno de los mejores que hemos visto en tiempo. Encontrarás un kit de cables cargadores y auriculares por si has olvidado los tuyos, así como algunos de los productos que elaboran en la propia finca, aceite de oliva, paté de perdiz y perdiz escabechada, al tratarse de un hotel que se sitúa cercano a un coto de caza.

Gastronomía de estrella Michelin

VIAJAR

Al frente de la propuesta gastronómica del hotel, está el chef toledano Javier Aranda, que se curtió en los fogones de restaurantes como Santceloni o Piñera, donde ejerció durante varios años y que más tarde apostó por su primer proyecto en solitario, La Cabra, que pronto llamó la atención de la guía Michelin y le otorgó con su primera estrella. Después vino Gaytán, que se presentaba como un viaje gastronómico por la ruta de la seda y que también consiguió su primera estrella Michelin este mismo año. 

VIAJAR

Pues bien, Aranda cuenta con un espacio propio en La Caminera, el restaurante Retama. Aquí se rinde homenaje a los platos de siempre de la cocina castellano-manchega, pero interpretados bajo el prisma cosmopolita del chef. Es el caso de una reinterpretación de la tradicional pipirrana con bacalao o una versión del morteruelo con conejo que hace las delicias de todos los que visitan el restaurante.

VIAJAR

Por otra parte, La Caminera cuenta con un restaurante informal, El Prado Lounge, con una carta más variada entre la que degustar platos como un steak tartar sobre una hoja de sisho tempurizada, ensaladilla rusa o un chuleta de vaca con patatas y pimientos de piquillo. La Caminera apuesta por los vinos de la D.O. Castilla y posee una extensa bodega en la que se puede realizar catas y degustaciones. 

¡No te pierdas el desayuno! Todo lo que sirven está hecho en casa, sus panes, bizcochos o tartas, además de contar con un espacio dedicado a delicias manchegas, como son el pisto, los quesos o las migas. 

Relax en un spa dedicado al aceite de oliva

VIAJAR

¿Y el relax más profundo? Nos espera en su spa de más de 800m2 dedicados al bienestar. Además de una zona de aguas con duchas por intensidades, pediluvio, fuentes de hielo, baños de vapor y sauna finlandesa, Elaiwa Spa by L'Occitane cuenta con tratamientos de belleza propios y muy interesantes. ¿Alguna vez habías oído hablar de un sumiller de aceite de oliva? Sus rituales comienzan con una cata de aceites de su propia finca de las variedades arbequina, cornicabra y picual, con los que han creado aceites de masajes con diferentes aromas para que elijas el que más se acerque a tu estado de ánimo y preferencias.

VIAJAR

Los tratamientos comienzan con un ritual de exfoliación de pies con huesos de aceituna y podrás elegir entre corporales y faciales como un antiedad o rituales reafirmantes para el cuerpo y la piel, además de tener todo un abanico de posibilidades pensadas exclusivamente para él. 

Cuando el tiempo lo permita, relájate junto a su impresionante piscina al aire libre o apúntate a alguno de los paseos que dan por su finca. Ofrecen, además, la posibilidad de comer en el campo con un picnic, dar un paseo en globo aerostático o participar en el avistamiento de aves. 

¿Necesitas más razones para ir?