Las calles más bonitas de Londres

Desde la más clásica y elegante hasta la más alternativa, pasando por alguna otra tocada por la política o convertida en un icono de la música.

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: _ultraforma_ / ISTOCK

Moderna, enérgica, cambiante, la capital británica es la quintaesencia de la vida urbana. Edificios históricos y rompedora arquitectura de vanguardia. Solemnes museos y mercadillos vociferantes. El pasado glorioso y el futuro prometedor. Una amalgama de estilos, espíritus y formas de vida que se refleja también en sus calles. Todas merecen ser pisadas, pero éstas son las más atractivas:

Carnaby Street

_ultraforma_ / ISTOCK

Animada, estilosa, mágica, esta calle de regusto cool alcanzó su auge en los años 60 al calor de bandas como The Beatles, The Who o Rolling Stones que se convirtieron en grandes asiduos de la zona (en realidad se trata de un cogollo de calles). No sólo en aquellas modernas tiendas de ropa que ofrecían las prendas más insólitas sino también en míticos pubs como The Roaring Twenties o Bag O’Nails, donde cuentan que Paul McCartney, una noche cualquiera, conoció a Linda Eastman, que más tarde se convertiría en la compañera de su vida.

Neal’s Yard

chris-mueller / ISTOCK

Su nombre apenas resuena, pero es un rincón especial, un oasis de calma en el siempre agitado Covent Garden. Se trata de un colorido callejón con aire de pueblo mediterráneo que, en pocos metros cuadrados, condensa bonitas esculturas, ventanas colmadas de plantas, cafeterías, restaurantes y tiendas ecológicas y de remedios naturales. Todo primorosamente colocado, con mucho encanto.

Savile Row

geckospake / ISTOCK

Con un sabor clásico inconfundible, esta calle flemática de Mayfair es el paradigma del buen vestir al más puro estilo británico. Por algo es la calle de las sastrerías, donde históricamente se han vestido desde Napoleón hasta la reina Isabel II, pasando por una lista interminable de aristócratas y figuras ilustres. Además de este aura de elegancia con sus dependientes impecablemente trajeados, también hay un rincón reservado a la historia de la música: en el número 3 estaban las oficinas de Apple Corps, la empresa de The Beatles. Además, el 30 de enero de 1969, la mítica banda dio su último concierto desde la azotea de este edificio.

Portobello Road

QQ7 / ISTOCK

Esta calle del barrio de Notting Hill acoge uno de los mercados callejeros más famosos de la ciudad: el Portobello Road Market, ideal para encontrar antigüedades y productos de segunda mano. Pero más allá del colorido de sus puestos y el incansable trasiego de sus gentes, su belleza reside en el suelo empedrado, las fachadas multicolores y las elegantes mansiones señoriales. Todo muy mezclado, muy vivo, puro Londres.

Downing Street

oversnap / ISTOCK

No podemos dejar de incluir esta calle que a menudo resuena en los telediarios y suyo nombre ocupa titulares en los periódicos. Una calle famosa por albergar los edificios que han sido, durante más de doscientos años, las residencias oficiales del Primer Ministro (en el número 10) y del Ministro De Hacienda (en el 11). Bien es cierto que no se permiten el tránsito de público pero nadie que pasa por sus inmediaciones se resiste a tomar la típica foto desde sus puertas metálicas. Cuentan que fue Margaret Thatcher quien ordenó instalar estas verjas.

Oxford Street

oversnap / ISTOCK

Puede que no sea la más bella, pero es innegable el valor de esta arteria comercial, una de las más importantes del mundo. Para quienes gusten de las compras será su paraíso: aquí se dan cita más de 300 tiendas, sin descuidar a establecimientos de las grandes cadenas internacionales. Nada nuevo, en definitiva, pero siempre atestada de gente. En navidad se engalana con un desfile de luces, que suelen ser encendidas por celebrities (algunos de ellos han sido Robbie Williams, Bob Geldof y las Spice Girls).

Whitehall Road

IR_Stone / ISTOCK

Esta calle de Westminster que va desde la Plaza del Parlamento hasta la Plaza de Trafalgar reúne un buen puñado de edificios majestuosos que le dan un aire distinguido. Entre ellos, el Ministerio De Defensa, el edificio de la Caballería Real Británica, los Cuarteles Generales antiguos del Ejército Británico y la Marina Real, el Cenotafio y el teatro Whitehall.

Chalcot Crescent

Al norte de Londres, alejada de los circuitos más turísticos, esta calle de Primrose Hill es una suerte de elíptica o semi-plaza flanqueada de casas victorianas pintadas en tonos pastel. Su aparición en la película Paddington le otorgó gran popularidad, de modo que ahora muchos son los que la visitan, atraídos por la belleza de su arquitectura tradicional.