Si buscas un lugar con estrella (literalmente), ese es Moustiers-Sainte Marie

Uno de los pueblos más bellos de Francia, en el interior de una garganta

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: Flavio Vallenari / ISTOCK

A media distancia entre Niza y Marsella, adentrándonos hacia el interior de la Alta Provenza, nada nos podía hacer presagiar lo que nos íbamos a encontrar más allá de los campos de lavanda.

Flavio Vallenari / ISTOCK

En pleno Parque Natural del Verdon, la comuna de Moustiers-Sainte-Marie es un sueño hecho realidad. Un lugar mágico, como solo cabía esperar de un enclave situado a las puertas del profundo cañón del Verdon, uno de los más bellos e impresionantes de toda Europa.

Uno de los pueblos más bonitos de Francia

Moustiers-Sainte-Marie pertenece a la Asociación de los Pueblos más Bellos de Francia y no es por casualidad. Pero, al margen del interés de la población en sí, pocos entornos acompañan tanto a esa denominación como el que disfruta esta comuna.

bdsklo / ISTOCK

Situado en un escenario magnífico inmerso en el Parque Natural del Verdon, con el telón de fondo de enormes paredes de piedra caliza que cortan la respiración, no debemos olvidar que además se circunscribe en un Geoparque de la Unesco correspondiente a la Alta Provenza.

Ya sabemos cuál es el Pueblo más Bonito de Francia en 2021

Su iglesia parroquial del siglo XII de Nuestra Señora de la Asunción sobresale entre las casas de tonos ocres y colores pastel de esta antigua villa. Un conjunto conservado con mimo por cuyas calles empedradas es todo un placer caminar mientras nos sorprendemos con el curso de agua que corta el pueblo, su inesperada cascada y el precioso acueducto o las murallas.  

extravagantni / ISTOCK

Un pueblo que es internacionalmente conocido por la producción artesanal de la loza fayence, por lo que en muchas de sus tiendas y talleres encontrarás todo tipo de piezas. Un museo hace un repaso por muchas de estas obras y expone los orígenes de esta tradición que se dice fue instaurada por los monjes que fundaron la población en el siglo V.

RolfSt / ISTOCK

Seguramente estos monjes eligieron este formidable lugar debido a un entorno idóneo para cualquier actividad mística. Las vertiginosas paredes rocosas que dan la entrada a un profundo cañón de 700 metros de altura y 25 kilómetros de longitud son la carta de presentación de Moustiers-Sainte-Marie. Allí, en lo alto de este impactante portal se encuentra la capilla de Nuestra Señora de Beauvoir, una construcción románica a la que se accede tras un empinado camino de 262 escalones tallados en la roca, desde donde se contemplan unas vistas espléndidas.

Flavio Vallenari / ISTOCK

Un lugar con estrella

Más allá de todo lo que ofrece Moustiers-Sainte-Marie, existe un elemento verdaderamente emblemático de esta población francesa que es, sin lugar a dudas, la estrella de la comuna. Y cuando decimos esto lo afirmamos en sentido literal, pues hablamos de una estrella bañada en oro de diez puntas, 150 kilos y 1,25 metros de diámetro que se alza suspendida a la entrada del cañón sujeta por una pesada cadena a 135 metros de altura.

estivillml / ISTOCK

Un elemento con, supuestamente, 800 años de historia a sus espaldas que, sin embargo, no es la estrella original, pues son numerosas las veces desde sus orígenes en las que ha caído - hasta en once ocasiones se ha registrado hasta el momento -. Según la leyenda, fue colocada en este lugar tras la promesa que hizo el caballero Blacas d’Aulps a su regreso de las Cruzadas. Cuenta la historia que juró que colgaría una estrella dedicada a la Virgen María junto a la capilla de Nuestra Señora de Beauvoir si sobrevivía tras su captura por parte de los sarracenos.

Flavio Vallenari / ISTOCK

Aunque no es la única de las leyendas en torno a la estrella – se contabilizan hasta 17 ligadas a su origen -, es cierto que la del caballero se ha instaurado desde el siglo XVIII como la más reconocida, si bien la primera mención oficial de dicho elemento en la historia data de 1636.