Bulgaria, la gran desconocida, en 7 paradas imprescindibles (y bellísimas)

Adéntrate en la Europa menos conocida a través de los tesoros de este país balcánico

Beatriz Pérez
 | 
Foto: MihailDechev / ISTOCK

Bulgaria es uno de esos países poco conocidos y visitados pero que esconden magníficos tesoros naturales, arquitectónicos o culturales que merecen una visita. En este país de la península balcánica podemos encontrar lugares tan extraordinarios como Plovdiv, una de las ciudades más antiguas de Europa, así como sorprendentes parajes naturales como las rocas de Belogradchik o las pirámides de Melnik.

Más allá de Sofía, la capital búlgara, que sin duda es una obligada visita, aquí te traemos siete paradas imprescindibles en tu viaje a la exótica Bulgaria.

1. Melnik

Melnik es la ciudad más pequeña de Bulgaria, con tan solo, 208 habitantes, pero los hallazgos de la antigüedad descubiertos en las excavaciones arqueológicas de la zona dan testimonio de su historia centenaria. Por ejemplo, encontramos construcciones como las ruinas de la Fortaleza de Melnik, el antiguo puente romano o el Monasterio de Rozhen.

Melnik | sjhaytov / ISTOCK

En la ciudad podemos encontrar lugares de interés como la Casa del Boyardo, una de las casas más antiguas de la Península Balcánica, la Casa Kordopulova, la Casa Pashova, los restos de la iglesia metropolitana St. Nikola o la iglesia de San Antonio. Pero lo que más destaca de Melnik son las pirámides de arena que la rodean: una formación natural única con extrañas formas y alturas de hasta 100 metros.

2. Plovdiv

Plovdiv es la segunda ciudad más grande de Bulgaria, construida alrededor de siete colinas, las colinas de Plovdiv, que son una parte inseparable de la historia de la ciudad. Esta urbe es una de las ciudades más antiguas de Europa, y es que el comienzo de su historia se remonta a 4.000 años antes de Cristo.

Plovdiv | Rocter / ISTOCK

La ciudad alberga numerosos festivales de teatro, baile y cine, y los hallazgos arqueológicos de la época tracia, romana y bizantina no solo recuerdan su pasado glorioso, sino que se combinan a la perfección con la arquitectura moderna de la ciudad. Ejemplo de ello son su acueducto y el anfiteatro romano o el complejo arquitectónico de la antigua Plovdiv, donde se conservan hermosas casas de la época del renacimiento búlgaro.

Bulgaria, donde Europa se baña en Oriente

3. La Fortaleza de Belogradchik

En la ciudad de Belogradchik, al noroeste de Bulgaria, podemos encontrar un tesoro poco conocido pero que fue incluido en la votación de las nuevas Siete Maravillas del Mundo: la Fortaleza de Belogradchik. Se trata de un vestigio de los primeros pobladores de la zona durante la Edad Media, una construcción que jugó un papel importante en la defensa de la región durante siglos.

Belogradchik | mbears / ISTOCK

Alrededor de la fortaleza encontramos unas rocas con inusuales formas, un fenómeno natural de más de 200 millones de años que cubren un territorio de 30 km de largo y unos 6 -7 km de ancho. Además, en la zona también podemos encontrar otras maravillas naturales como la cueva de Magura con sus dibujos rupestres y su calendario solar único con 366 días, o el lago Rabishko, el lago tectónico más grande de Bulgaria.

4. Sopot

Está pequeña población búlgara fue fundada en el siglo XIV, y en ella se encuentran antiguos vestigios de su historia como las murallas de la fortaleza medieval de Anevsko Kale o la casa natal del Patriarca de la Literatura Búlgara, el escritor Ivan Vazov.

MrPanyGoff

5. Varna

La ciudad también es conocida como la Capital del Mar de Bulgaria. Tiene detrás un importante legado histórico, y hoy en día es una ciudad moderna con un rico calendario cultural. Además, Varna cuenta con una de las galerías de bellas artes más grandes y ricas de Bulgaria.

Varna | valio84sl / ISTOCK

La construcción más bella y emblemática de Varna es la Catedral de la Dormición, el principal templo ortodoxo de esta ciudad costera. Se erige como un ejemplo de la arquitectura neobizantina, pero con elementos del renacimiento ruso. Otros monumentos arquitectónicos de importancia son la iglesia de San Atanasio o los baños romanos.

6. Veliko Tarnovo

Veliko Tarnovo, en el norte de Bulgaria, es una de las poblaciones más antiguas del país. Su monumento cultural más importante es la fortaleza medieval Tsarevets, situada en el pico homónimo y rodeada por tres lados por el río Yantra.

Veliko Tarnovo | Arseniy Rogov / ISTOCK

Además, también es famosa por sus múltiples templos ortodoxos como el templo St. Cuarenta Santos Mártires. Caminar por las calles de Veliko Tarnovo es hacer un viaje al pasado, y es que los visitantes podrán ver casas construidas hace más de 200 años y sentir una atmósfera completamente diferente.

7. Bansko

Bansko es uno de los centros turísticos de invierno más grandes de Bulgaria, situado a 925 metros de altura al pie de la montaña Pirin. Así, a lo largo de los años, se ha consolidado como una de las principales estaciones de esquí del país. La longitud total de las pistas de esquí es de 75 km, y cuenta incluso con una pista equipada con luces para el esquí nocturno.

Bansko | Kisa_Markiza / ISTOCK

Asimismo, la población cuenta con otros lugares de interés como la Casa Museo del poeta Nikola Vaptsarov, la Casa Velyanova (uno de los mejores modelos de la arquitectura del Renacimiento) o la iglesia St. Trinity. Muy típico de Bansko son las tabernas tradicionales donde se sirven platos de la región.