Bosque Sagrado de Bomarzo, el misterioso lugar que inspiró a Dalí

Este mágico y misterioso parque de Italia, con una intrigante historia detrás, promete sorprender a cualquier viajero que ose pisarlo...

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: LucaLorenzelli / ISTOCK

Mágico, extraño, grotesco y cargado de gigantescas esculturas que nos transportan a un mundo de fantasía. Así podríamos denominar al “Parque de los monstruos”, también conocido como “Bosque Sagrado de Bomarzo”, en la provincia de Viterbo, Italia

Y es que cuenta la leyenda popular que hubo una vez que un joven aristócrata, después de la muerte de su amada esposa, sintió tanta pena que decidió construir un jardín para que le sirviese para reconstruir su corazón.

LucaLorenzelli / ISTOCK

Ese joven se llamaba Pier Franceso Orsini, también conocido como duque de Bomarzo. Un descendiente de una de las familias más poderosas e influyentes de la Italia del siglo XVI. Su esposa, por la que construyó este mágico jardín, se llamaba Giulia Farnese, que murió en 1560 por causas desconocidas.

Photogilio / ISTOCK

Pero aunque fuese Orsini quién mandó construir este mágico jardín en la provincia de Viterbo, al norte de Lazio y a tan solo 90 kilómetros de Roma, fue el arquitecto Pirro Ligorio quien lo diseñó y construyó. Ahora, casi 600 años después se deja ver como una joya presidida por el castillo de Orisini que merece una visita.

ValerioMei / ISTOCK

Sacro Bosco, inspiración al más puro estilo surrealista

Han sido muchos artistas, estudiosos e intelectuales de todas las épocas los que se han preguntado sobre las intenciones reales del Príncipe Orisini y sobre los significados que se encuentran escondidos por el parque.

Celli07 / ISTOCK

Y es que es normal… por que sus atracciones, cargadas de simbolismo con continuas referencias a la mitología y al mundo de lo fantástico transportan al visitante a través de un itinerario hecho de grandes estatuas, inscripciones y adivinanzas que pueden sorprender y desorientar a partes iguales.

bluejayphoto / ISTOCK

Y es que en la época, según cuentan los pocos documentos encontrados sobre este enigmático bosque, “este lugar pretendía evocar la distancia entre las certezas materiales y la inquietud provocada por el autoconocimiento, necesario para emprender un viaje interior que condujese a la elevación del espíritu”.

Daderot

En términos artísticos, en cambio, hablaríamos de uno de los ejemplos más significativos de manierismo que caracteriza al arte italiano del siglo XVI. Aún así, en palabras del mismísimo Príncipe de Orisini, aquí lo que se buscaba era que fuera posible “desahogar el corazón”.

eZeePics Studio / ISTOCK

Pero más allá de las intenciones reales del Príncipe de Orsini, queda claro que todo el complejo es una clara celebración del amor dirigida a su esposa Giula Farnese. Todo ello convertido en un reino mágico en el que encontramos un continuo juego de referencias mitológicas y enigmas a través de estatuas de sirenas, monstruos marinos, tortugas gigantes, dragones, máscaras y juegos de ilusionismo.

Etienne (Li)

Tal es la intriga, la magia y la curiosidad por este lugar que llegó a despertar el interés de artistas como el pintor surrealista Salvador Dalí, que quedó tan impresionado con la visita al parque que encontró la inspiración para una de sus obras: Las tentaciones de San Antonio.

En la actualidad el Bosque de Bomarzo, tras la compra por parte de Giovanni Bettini y su restauración, se ha convertido en una de las más importantes atracciones turísticas en las que maravillarnos con la magia que  se desprende en cada uno de sus caminos.