El Bosque de Brocelandia, el asombroso lugar prohibido para los infieles

Uno de los lugares más mágicos y legendarios de Francia

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: jessicahyde / ISTOCK

La leyenda del Rey Arturo nos ha legado para la posteridad lugares cargados de magia donde la historia cobra una nueva dimensión y se hunde en el terreno de la fantasía.

En la espesura del Bosque de Brocelandia, en la región de Bretaña, nos atrapa un ambiente especial que nos conduce paso a paso a un nuevo mundo donde descubriremos rincones tan sugerentes como el Castillo de Salomón, el Árbol de Oro, La Puerta de los Secretos, la Tumba de Merlín o el Valle sin retorno, que el hada Morgana hechizó para atrapar en él a todos los infieles.

debraydavid / ISTOCK

Robles, hadas, caballeros y Korrigans

El actual Bosque de Paimpont, situado a unas pocas decenas de kilómetros de Rennes, la ciudad más importante de la emblemática región francesa de Bretaña, forma parte de una extensa masa forestal de miles de hectáreas – la mayor de este territorio –, en la que predominan los robles y las hayas. En su interior, delimitado en una extensión algo inferior, es donde se ubica el antiguamente conocido como Bosque de Brocelandia, un lugar mítico asociado desde hace siglos con la leyenda del Rey Arturo, los caballeros de la Mesa Redonda y el mago Merlín.

LaChouettePhoto / ISTOCK

Un espacio natural protegido cubierto por árboles centenarios en el que habitan un buen número de especies, que ha servido para alimentar la creación de un mundo mágico en su espesura, encabezado por la presencia de hadas, brujas y los icónicos personajes del folclore bretón, los Korrigans – una especie de duendecillos o gnomos -.

La abadía de Paimpont – construida en el siglo XIII - y el estanque del mismo nombre suelen ser el habitual punto de referencia desde el que se inicia la exploración del bosque en busca de los legendarios rincones que alberga en su interior. Accediendo a la abadía podremos descubrir los misterios de la Puerta de los Secretos, un espectáculo audiovisual que recorre la leyenda del rey Arturo en esta zona.

Sven photographies / ISTOCK

Al noreste de Brocelandia nos aguarda el otro gran sitio de esta índole de los alrededores, el castillo de Comper, conocido popularmente como el «Castillo de Salomón», en honor al rey bretón del siglo IX. Un edificio fortificado que acoge el Centro de Interpretación Artúrico, con exposiciones y contenidos audiovisuales que repasan la legendaria historia de esta zona. Frente a él se extiende el estanque del mismo nombre, que según la tradición es el lugar donde vivía el hada Viviane – la popular Dama del Lago que entregó la espada Excalibur al Rey Arturo -.

Cécile Haupas / ISTOCK

Mientras, a un par de kilómetros de allí se halla el punto donde se cuenta que se consumó el hechizo de Viviane sobre el mago Merlín, impidiendo que pudiera marcharse de su lado. En este rincón del bosque se encuentra la tumba de ambos, representada por un par de rocas apoyadas la una sobre la otra, restos de una construcción megalítica con miles de años de antigüedad.

libre de droit / ISTOCK

No muy lejos se sitúa también la Fuente de la Juventud, lugar mágico para los druidas, que usaban este punto para lavar a los recién nacidos durante el solsticio de verano. Las características climáticas de la zona propician la presencia de agua en estas masas boscosas y han venido siendo aprovechadas durante siglos, acumulando leyendas como la de la otra gran fuente de la zona, la de Barenton, localización legendaria en la que Merlín y Viviane se conocieron.

El Valle sin retorno

En la parte opuesta de la tumba de Merlín, en el sector más oriental del bosque, a caballo entre los departamentos de Ille y Villaine y Morbihan, nos topamos con el conocido como «Valle sin retorno», donde el hada Morgana llevó a cabo una venganza de amor hechizando el valle para encerrar en él al atravesarlo a todos aquellos «falsos amantes» que hubieran cometido una infidelidad en sus vidas. A pesar de ello, Lanzarote del Lago liberó posteriormente a los 253 caballeros apresados, frustrando las intenciones del hada. Hoy en día, esta leyenda aún sigue plenamente viva y sigue transmitiéndose a todo aquel que visite la zona.

makasana / ISTOCK

Más allá del hechizo de Morgana, en el fondo de este valle se encuentra el Árbol de Oro, obra de François Davin, quien en 1991 quiso simbolizar el renacer del bosque. Efectivamente, un árbol dorado rodeado de varios ejemplares calcinados a su alrededor, forman esta artística representación que recuerda el gran incendio que asoló esta parte en 1990.

thierry64 / ISTOCK

Casi al lado, tras pasar la Roca de los Falsos Amantes, se encuentra la Silla de Merlín, una curiosa formación rocosa situada en la parte alta del valle, sobre un montículo. Un perfecto lugar para divisar el entorno boscoso y adivinar más allá, en la frondosidad del robledal, la presencia de ejemplares centenarios tan carismáticos localmente como el de Guillotin y el de Hindrés.