BLESS Madrid, el hotel del que todos van a hablar

Madrid tiene nuevo hotel de lujo. En plena calle Velázquez se alza imponente el primer templo del lujo hedonista de la capital: BLESS Madrid.

Macarena Escrivá
 | 
Foto: BLESS Hotel

El grupo hotelero Palladium da a luz a una nueva marca, los BLESS Collection Hotels y lo hace en la capital, abriendo su primer establecimiento en una de las zonas más lujosas de Madrid, la calle Velázquez, 62, arrancando su andadura incluido en el prestigioso sello de The Leading Hotels of the World. 

JEAN LOZADA

En el que fuera el Gran Hotel Velázquez, ha vuelto a la vida reconvertido en un verdadero espacio para disfrutar del lujo más hedonista. Para llevar a cabo esta remodelación profunda, han contado con la ayuda del célebre interiorista Lázaro-Rosa Violán que ha sabido capturar, a la perfección, esas atmósferas que caracterizarán a la marca BLESS. 

JEAN LOZADA

El mero hecho de traspasar sus puertas, hace que nos traslademos al Madrid de los años 60-70 con constantes referencias a tiempos pasados, concebidos en clave de lujo. El concepto del hotel es un 'back to basics' en lo que realmente importa es la experiencia global del cliente.

Esta experiencia se magnifica con los cinco sentidos: la vista con todos los estímulos que vamos encontrando a cada paso y la iluminación tenue que hace que el cliente se sienta acogido, como en casa; el tacto a través de las miles de texturas que se encuentran en el hotel (terciopelo, maderas, cerámicas, cortinas, alfombras con guiños al mantón de manila, etc.).

www.robertocastano.com

El olfato juega un papel muy importante ya que según el espacio ofrece fragancias diferentes. Deleitamos el oído con la música del hotel, siempre adaptada al momento del día y al espacio donde te encuentres y, por último, el gusto se estimula a través, tanto de su coctelería de autor firmada por el mixólogo Alberto Fernández, que ha creado una carta de combinados ad hoc para BLESS, como de su gastronomía firmada por Martín Berasategui y su restaurante ETXEKO, el primero en la capital, que significa 'hecho en casa' y que propone un viaje a los orígenes del chef con creaciones basadas en los productos del mar y del campo. 

www.robertocastano.com

Incluso el mismo momento del check-in es una experiencia en sí misma. La idea es que el cliente llegue, tome una bebida de bienvenida mientras descansa en uno de sus espacios, y el personal del hotel se encarga de todo el papeleo. El hotel no olvida su pasado y es por ello que han mantenido su icónica fachada, las claraboyas -una de ellas preside la recepción- y la impresionante escalera de caracol, espacios que ya formaban parte del patrimonio de Madrid.

Lázaro Rosa - Violán Studio

 Otro de los recuerdos vivos de BLESS Madrid, es el guiño al antiguo bar del Gran Hotel Velázquez, La Ruleta. Aquel bar angosto era famoso porque antes de que se pusiera de moda el gin tonic, era uno de los mejores lugares de Madrid para tomarlo, con más de tres décadas de tradición a sus espaldas. Así que en el nuevo diseño, lo primero que verás nada más entrar, será su barra circular decorada en el techo con una enorme ruleta. 

Sus 111 habitaciones cuentan con el efecto 'wow' que todos buscamos al pasar nuestra llave por la tarjeta. Son amplias, luminosas y maravillosas. El mobiliario escogido no puede ser más exquisito, algunas cuentan con terraza y jacuzzi, otras con un salón exento, vestidores de ensueño... Las camas se decoran con cabezales con motivos del diseñador londinense William Morris y están dentro de lo que la marca ha llamado el BLESSED BED, desde colchones creados ex professo para este hotel, hasta una carta de almohadas que se personaliza según nuestras necesidades. 

BLESS Hotel

¿Y en el baño? Una nueva experiencia: BATHOLOGY. Todas las habitaciones, a excepción de dos, cuentan con una bañera exenta con patas y la asistencia de un mayordomo que guiará al cliente para la elección de sus aromas y jabones. Imagina un día duro de trabajo que termina en la bañera. Podrás pedir que te preparen el baño y el ambiente, adecuándose a tu estado de ánimo: energizante, relajante, sensual...

BLESS Hotel

Además, todas las habitaciones son eco-friendly. No encontrarás allí papeles, sino que todas las comunicaciones se hacen a través de la televisión. Los amenities de Santal 33, se presentan en botes de plástico reciclado, los cepillos de dientes son de bambú y el papel que envuelve los demás accesorios, una vez se deshechado, se convierte en compost. 

BLESS Hotel

En BLESS también han pensado en el mimo al cuerpo y por ello también cuentan con un spa con saunas y espacios para el relax, así como cabinas de tratamiento. Próximamente el prestigioso centro de belleza TACHA Beauty, abrirá también su propia cabina con una carta de tratamientos faciales y corporales. En la zona de gimnasio cuentan con máquinas de última generación, entrenador personal y una habitación con pantallas 360º en la que ponerse en forma con la ayuda de un entrenador personal virtual. 

www.robertocastano.com

Y no te pierdas su clandestino... Porque Fetén es uno de los espacios más singulares de todo BLESS. Se trata de un bar clandestino en el que disfrutar de su propuesta de coctelería y música en el que además, está una de las joyas de la corona del hotel: ¡una bolera! ¿Alguna vez habías visto un hotel con bolera dentro? Nosotros tampoco, pero no se nos ocurre mejor plan que acudir a tomar algo con tu grupo de amigos y de paso, echar una partida a los bolos. 

BLESS Hotel

En poco tiempo abrirán su sky lounge, Picos Pardos, con dos espacios diferenciados. Por una parte una exhuerante piscina con camas balinesas, para los clientes alojados, y por otra, una zona abierta al público con carta de comida y bebida. A nosotros BLESS nos ha enamorado y estamos seguros de que, en cuanto lo conozcas, se convertirá en uno de tus favoritos.