Betanzos, mucho más que tortilla

Que Betanzos es una de las ciudad más bonitas de Galicia eso todos los gallegos o al menos todos los coruñeses lo saben. Pocas localidades tienen un casco histórico tan bonito y bien conservado que esconde joyas del gótico  o cuentan con lugares como el Pasatiempo, que son dignos de verse. Situada a apenas 20 kilómetros de A Coruña esta ciudad de interior pero con río, tiene bastantes más cosas que ofrecer que su famosa tortilla.

Sibila Freijo
 | 
Foto: Chipypet
Chipypet

Lo primero que llama la atención de la ciudad son sus casas blancas con galerías, tan típicas de A Coruña, sus calles empedradas, estrechas y llenas de bares y algunos edificios modernistas que más recuerdan a París.

Redacción Viajar
percds

Conjunto histórico-artístico de gran valor

El lugar más animado de la ciudad es la Plaza del campo de la feria, o la Plaza García Naveira, con sus edificios históricos de aire modernista como el Archivo Liceo o la casa de Juan García Naveira.  Muy característicos y muy gallegos son los soportales, repletos de terrazas en donde los betanceiros se sientan a tomar café o el aperitivo

fotografo
Jorisvo
percds
peizais
mehdi33300

Pero la ciudad esconde también tesoros góticos de un gran valor artístico, de hecho fue declarada conjunto histórico-artístico en los años 70. Los más reseñables son dos preciosas iglesias góticas, Santa María de Azougue y San Francisco, que están situadas en la Plaza Fernán Pérez de Andrade.

percds
Luxian

En la Plaza de la Constitución se encuentra también el edificio consistorial construido en el XVII y obra de Ventura Rodríguez, el Palacio de Bendaña del siglo XV y uno de los edificios más bonitos de Betanzos: la Casa Núñez, que ahora es el Centro Internacional de Estampa Contemporánea.

El  Parque del Pasatiempo

Betanzos esconde también uno de los secretos mejor guardados de Galicia, el Parque del Pasatiempo, un increíble recinto que originalmente tenía 90.000 metros cuadrados de los que hoy solo se conserva cuna parte. Un Jardín enciclpédico construido entre 1893 y 1895 por unos hermanos Indianos que emigraron a Cuba y que al volver  a su tierra construyeron en su tierra un jardín de las maravillas en donde lo mismo hay cuevas y extraños estanques, que murales policromados que describen los continentes y maravillas del universo, o los relojes con los usos horarios de todo el mundo, elementos de la mitología, animales fantásticos. Todo cabe en este parque un poco ajado y olvidado que esconde un encanto difícil de igualar.

Redacción Viajar

El Pasatiempo, que se mantuvo en el olvido durante largos años, tuvo a partir de los 80 un  renacer que aún no acaba de ser completo puesto que el recinto ostenta ese aire de “jardín abandonado” pero en eso radica, precisamente,  el que sea un lugar tan especial.

Redacción Viajar

Los Caneiros de Betanzos

Por Betanzos para el río Mondeo, que se puede ir remontando por preciosos caminos  e ir encontrando los 19 molinos de gua que se encuentran en la ruta. Precisamente, hay una ruta de senderismo que se puede hacer siguiendo el cauce del río.

percds

Precisamente aquí, siguiendo el cauce del río y en el río mismo se celebra la Fiesta de los Caneiros, una romería campestre-fluvial que es toda una experiencia y en la que el gran protagonista es el vino de Betanzos (porque la ciudad también produce su vino) Los Caneiros se celebran el 12 y el 25 de agosto para honrar a San Roque.  Lo típico es que la gente vaya en barcas engalanadas para la ocasión y allí se juntan amigos que van haciendo el río mientras comen y beben a bordo de las lachas. También se pueden hacer a pie..y dirigirse hasta el lugar central de la Romería, El Campo dos Caneiros, donde la gente come, bebe y se lanza vino encima, de ahí que lo suyo sea ir vestido de morado. Una romería enxebre y auténtica que vale la pena experimentar si se está por la zona.

El Globo de Betanzos

Pero si hay una fiesta que los betanceiros preparan durante todo  el año es El Globo, esa es la fiesta por antonomasia de la ciudad. O Globo, que está considerado el globo de papel más grande del mundo, se lanza al cielo en la plaza de la ciudad ante cientos de personas en la noche del 17 de agosto en honor a San Roque, patrón de Betanzos.  Se trata de una tradición muy antigua ya que el primer Globo de Betanzos que se lanzó fue en 1814. Se elabora todos los años de forma artesanal, con 120 kilos de papel recortado en planchas y pegado con pasta de harína de centeno. Tiene 25 metros de altura por 50 de circunferencia y se decora con dibujos satíricos.

Redacción Viajar

El globo de infla en la misma plaza gracias a unos bloques de paja que son calentados en su interior y una vez inflado, se gira para que los presentes puedan ver sus dibujos y decoraciones. Después se echa “a volar”,  y luego fuegos artificiales  y más fiesta.

..y por supuesto tortilla de Betanzos

Pero si algo hay en Betanzos por lo que algunos vuelven una y otra vez es por su tortilla; un auténtico manjar de dioses y que aquí son  palabras mayores. La tortilla de Betanzos es famosa por ser casi líquida, con el huevo sin cuajar, pero con ingredientes de primerísima calidad que hacen que sea una delicia: huevos de aldea, aceite de oliva virgen y las mejores patatas gallegas.

redacción viajar

En cualquier bar o restaurante  es posible que te salten las lágrimas pero las más famosas son “Casa Miranda” y “Las Casillas”. La tortilla de Betanzos es ya un fenómeno con lo cual es imposible ya comer sin reserva en casi ningún sitio.